Aprueban cambio de zonificación en zona paisajística y playas en Lurín

Melina Ccoillo

Lo que viene. La zona cercana a playas sufrirá cambios. Foto: difusión
Lo que viene. La zona cercana a playas sufrirá cambios. Foto: difusión

Concejo de Lima. Sectores Vivienda, del Ambiente y Colegio de Arquitectos advierten alto riesgo ante desastres. Mayoría de regidores (22) votó a favor.

Con 22 votos a favor, el Pleno del Concejo Metropolitano de Lima aprobó el Reajuste Integral de Zonificación (RIZ) de Lurín, propuesta que pondría en riesgo a la población y las áreas naturales y agrícolas del distrito, según han advertido organismos especializados.

“Me contacté con el Ministerio de Vivienda, del Ambiente y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenepred), pero la votación de mis colegas regidores pareció desmerecer la opinión de estos organismos técnicos. Ameritaba un debate más profundo”, afirma el regidor Carlo Ángeles, uno de los cuatro concejales que mostraron su oposición a la propuesta.

Según explica, el Ministerio de Vivienda aseguró que el RIZ propone cambios sustanciales que afectan las condiciones paisajísticas, el Santuario de Pachacámac, entre otros, y recomendó no aprobarlo porque, además, no forma parte del Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano 2021-2040.

En tanto, el Cenepred advirtió que “el cambio de zonificación incrementa en forma considerable la vulnerabilidad de la zona adyacente al litoral frente al impacto de un sismo y consecuente tsunami”. Y cuestionó que la propuesta del RIZ no incorpore una respuesta frente a estos peligros.

“Cambiar la zonificación expone a la población a un riesgo. Permitir que construyan (en esa zona) es exponerlos a una situación de riesgo en su vida”, argumenta el regidor Ángeles.

Sin embargo, desde el lado de quienes sí votaron a favor de la propuesta, el regidor Yván Rodríguez, también presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano de la MML, dijo que “podemos hablar de tsunamis, pero los tsunamis ocurren en todas partes del mundo”.

En tanto, argumentó que “ya se han atendido las observaciones” y el RIZ no busca afectar, sino, por el contrario, brindará servicios básicos a la población de Lurín. “El requisito para que Sedapal les brinde ese servicio es que el RIZ sea aprobado por nosotros”, aseguró, en esa misma línea, el regidor Jorge Luis Rueda Roque.

Respecto a ello, la regidora Andrea Cuba señaló que se debe pensar en evitar problemas futuros. “Me solidarizo con las personas que no tienen agua ni luz y sufren por la falta de planificación que tenemos en la ciudad, pero lo que necesitamos es una planificación integral y no este RIZ que no es concordante con el Plan Metropolitano al 2040”.

Si bien esta aprobación es una decisión tomada por mayoría en Concejo Metropolitano, diversos colectivos y organismos han mostrado su oposición, como es el caso de la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima (UDEAL) y el Observatorio Ciudadano Lima Cómo Vamos, que calificó como un “retroceso” esta aprobación. Es por ello que el regidor Carlo Ángeles dijo que se puede presentar un recurso de reconsideración “que nos permita volver a plantear y argumentar y se puedan sumar más regidores para cambiar la posición”.

Sobre la construcción del hospital

La Regional Lima del Colegio de Arquitectos del Perú advirtió que la aprobación del RIZ de Lurín también afecta la construcción de un hospital, tal como se consigna en el Plano de Zonificación Urbana de Lurín. “Es preocupante que la MML no haya tomado en consideración nuestras observaciones, que son sustentadas y absolutamente técnicas, en favor de los pobladores de Lurín, más aún, priorizando el uso comercial del suelo a un uso destinado a un hospital”, lamentó la decana Lourdes Giusti.

En una nota anterior se consignó como afirmación de la decana la frase “el RIZ es un negociado”, lo que no fue declarado en esos términos.