Áncash: 91 fallecidos por coronavirus en la primera semana de marzo

LR Norte

larepublica_pe

07 Mar 2021 | 11:03 h
Áncash es una de las regiones del norte más golpeadas por la pandemia y eso se refleja en la cifra de contagios y muertes. Foto: La República
Áncash es una de las regiones del norte más golpeadas por la pandemia y eso se refleja en la cifra de contagios y muertes. Foto: La República

A la fecha, esta región suma 2.598 muertes por la COVID-19. Chimbote sigue como la ciudad con más contagios y decesos desde el inicio de la pandemia.

Las cifras de contagios y fallecimientos por coronavirus en la región Áncash siguen generando preocupación. La Dirección Regional de Salud (Diresa) informó que en la primera semana de marzo se ha confirmado la defunción de 91 personas por esta enfermedad.

Según da cuenta el reporte diario, siguen siendo los ancianos los que en mayor cantidad pierden la vida tras luchar contra la COVID-19. Aunque en los registros también aparecen personas con edades entre los 22 y 45 años. Los adultos jóvenes están engrosando las estadísticas de muerte.

Los días que se registraron más fallecidos por coronavirus fueron el sábado 6 de marzo, con 22 muertos; el viernes 5 de marzo, con 16 decesos; y el martes 2 de marzo, con 15 víctimas mortales. La mayoría de pérdidas humanas se dan en el Hospital II y III de EsSalud y el Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón (Ministerio de Salud).

El reporte situacional de la Diresa indica que en esta región existe un total de 54.684 contagios confirmados y 2.598 defunciones por la COVID-19, toda esta información al sábado 6 de marzo.

En ese sentido, se expone que el índice de letalidad en Áncash es de 4,8%, los distritos de Chimbote y Nuevo Chimbote (provincia del Santa) son los que reportan la mayor cantidad de contagios y muertes. Chimbote con 16.250 casos y 1.187 fallecidos y Nuevo Chimbote con 11.348 infectados y 377 decesos.

Campañas de descarte

Las autoridades sanitarias ancashinas se encuentran promoviendo desde hace semanas las jornadas médicas en distintos puntos de la región que incluyen la detección de coronavirus. El objetivo es identificar lo más antes posible a los infectados a fin de que puedan recibir la orientación y tratamiento necesario.

Además, estas campañas sirven para invocar a la población a seguir cumpliendo los protocolos de bioseguridad que evitan la propagación del coronavirus. El cambio en las restricciones y el avance del proceso de vacunación no debe ser una excusa para bajar la guardia.