COVID-19: más vidas se hubiesen salvado con una mejor gestión de recursos

Elmer Mamani,Alexis Choque,

larepublica_peSarmientoChoque

La Republica
Centro de aislamiento. Southern lo implementó para atender a pacientes leves y moderados. Instalaron 20 camas con balones de oxígeno pero no se utilizó.

Islay y Camaná. Hasta la fecha, planta de oxígeno para hospital de Camaná no funciona por incompatibilidad con el grupo electrógeno. En Mollendo, se implementó centro de aislamiento con 20 camas que tampoco se usó por falta de personal.

Camaná e Islay son las provincias de Arequipa con el mayor número de decesos en la pandemia: 128 y 137 muertos respectivamente. El colapso de su débil sistema sanitario, deficiencias en el abastecimiento de oxígeno son algunos factores que contribuyeron a esta estadística fatal. Una mejor gestión de las autoridades locales y regionales hubiese reducido el impacto del desastre.

En el hospital de Apoyo de Camaná hasta la fecha no se instaló una planta de oxígeno medicinal. La consejera regional Chriss Díaz informó que la instalación presenta inconvenientes. La responsabilidad le corresponde al Gobierno Regional de Arequipa. Díaz señaló que el grupo electrógeno para hacer funcionar la planta no es compatible. Son marcas distintas, sostuvo. Urge la presencia de los proveedores para solucionar el obstáculo. Los arreglos debieron comenzar el jueves pasado.

El gobernador regional Elmer Cáceres tenía planeado inaugurarla ese día. Canceló el viaje cuando le informaron de esos inconvenientes. Para Díaz, la planta se instala cuando ya pasó lo peor. Enero y febrero fueron meses críticos de la pandemia “Se mantiene la necesidad de oxígeno y la planta servirá para una tercera ola”, sostuvo.

El director de la Red de Salud Camaná-Caravelí, Ricardo Ruiz indicó que cuentan aún con la necesidad del elemento. Tienen pacientes en el módulo del hospital de Apoyo Camaná y las nuevas instalaciones del terminal terrestre. Indicó que con la planta de Caritas, lo balones que entrega la empresa abastecedora y generadores de oxígeno atienden a sus pacientes. Acotó que están en una meseta de casos y muertes con tendencia a un descenso. “Días atrás teníamos 1 a 2 muertos por día. Ahora hay jornadas que no tenemos fallecidos”, indicó el galeno.

Camas sin uso

En Islay la queja permanente fue la falta de camas para atender a los enfermos. En agosto, Southern implementó un centro de aislamiento con más de 20 camas y sus respectivos balones de oxígeno en el distrito de Mollendo. Era para pacientes leves y moderados.

Las instalaciones nunca se usaron para este fin. A pesar del nivel extremo en que se encontraba esta provincia en febrero pasado, ninguna cama fue usada en los dos último meses. Por ahora se utiliza como consultorio para detección de infectados.

El director de la Red de Salud de Islay, Néstor Montesinos, explicó que desde su apertura ninguna persona ha deseado aislarse en este centro.

El consejero regional de esta provincia, Elmer Pinto realizó hace 10 días una fiscalización en los centros de salud de esta jurisdicción. En esas instalaciones encontró 20 camas vacías, balones de oxígeno asegurado para los pacientes y un concentrador de este elemento vital. Solo hay un médico, una enfermera y una técnica que atiende consultas de 7 a.m. a 7 p.m. Al día se atienden alrededor de 20 personas, de las cuales 2 o 3 arrojan positivo. “A este centro vienen pacientes con síntomas de alguna enfermedad broncorespiratoria. De los que dan positivo, las familias prefieren atenderlos en sus casas”.

Aparentemente no funcionó por falta de personal. Se lanzaron convocatorias para contratar sin éxito.. “Para que este centro funcione adecuadamente se necesitaría más personal, pero la situación no es grave, se está controlando, cuando un paciente necesita oxígeno se lo llevan a casa y si es grave lo derivan a Arequipa”, agregó Pinto.