Día Internacional de la Mujer: Gremios agrarios piden que se apruebe ley de empoderamiento de mujeres rurales

En últimos años se experimenta un crecimiento de hogares rurales con jefatura femenina. Mujeres rurales enfrentan altos niveles de pobreza y se hacen cargo de sus chacras y familias.

Día Internacional de la Mujer. Foto: Arariwa, Cusco
Día Internacional de la Mujer. Foto: Arariwa, Cusco
Sociedad LR

A puertas del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, las productoras y productores agrarios que forman parte de la Convención Nacional del Agro Peruano  (Conveagro), demandan al Congreso de la República debatir y aprobar en el Pleno del próximo lunes la “Ley de promoción del empoderamiento de las mujeres y productoras rurales”.

Este proyecto busca proveer a las mujeres rurales de herramientas para su desarrollo, que respondan a su realidad y situación, potenciando su capacitación, impulsando su participación en las decisiones públicas de sus comunidades, y mejorando sus economías.

“Si bien su protagonismo es cada vez más importante para la seguridad alimentaria y para la  economía nacional, las mujeres rurales permanecen invisibles en las agendas públicas y políticas. Ellas requieren recursos específicos y muy focalizados para fortalecer sus capacidades e impulsar su autonomía económica”, señaló Giovanna Vásquez Luque, gerenta de Conveagro.

Información del INEI muestra que la composición de los hogares se ha modificado, reflejando una mayor participación de las mujeres en la jefatura de los hogares, tendencia que se aprecia claramente en los territorios rurales del país.  De hecho, los dos últimos censos nacionales agropecuarios revelan que las unidades agrícolas familiares conducidas por mujeres pasaron de 20,4% en 1994 a 30,8% en 2012.

De acuerdo con la representante de Conveagro, la brecha de género en el acceso a asistencia técnica en territorios rurales es de 8%. “Tenemos que eliminar estas brechas. La evidencia muestra cambios importantes que otorgan mayor relevancia a las mujeres rurales en el liderazgo de sus unidades productivas. Ello demanda políticas especiales para optimizar sus procesos productivos, pero también para generar información sobre su contribución y sobre las horas que están dedicando a trabajar en la chacra y en sus hogares”, manifestó.

Maritza Marcavillaca, representante de FENMUCARINAP y productora de la comunidad campesina de Urquillos, Urubamba, Cusco, se sumó al pedido para que se apruebe una política de empoderamiento de las mujeres rurales, y sostuvo que ellas se quedan a cargo de la familia y de las chacras cuando los hombres se van a buscar nuevos ingresos fuera del campo. “Nosotras hacemos el seguimiento de la chacra, producimos la tierra, pero somos invisibles. Necesitamos generar más ingresos económicos a través de nuestros productos y mejorar la situación de nuestras familias”, señaló.

La productora agraria sostuvo también que las mujeres rurales necesitan asistencia técnica y ser tomadas en cuenta en las capacitaciones. “Queremos saber cómo enfrentar plagas, enfermedades, y cuidar la calidad de nuestros productos que son sanos, acceder a mercados para colocar nuestros productos y a créditos, y seguir cuidando nuestras semillas. Es muy importante que se implementen políticas para las mujeres rurales, pues somos nosotras las que estamos cultivando la tierra”, puntualizó.

Tanto Vásquez como Marcavillaca, coinciden en que este lunes 8 de marzo el Pleno del Congreso aprobará esta Ley como un reconocimiento  importante a las mujeres de nuestro país, en especial a las mujeres rurales. La norma contribuirá a la igualdad de oportunidades y cierre de brechas, dotando a miles de productoras agrarias de tecnología para mejorar su productividad y lograr su mayor desarrollo.