Arequipa: UNSA aceptó pedido de custodiar libros de Mario Vargas Llosa

LR Arequipa

larepublica_pe

01 Mar 2021 | 20:37 h
La custodia de la biblioteca personal de Vargas Llosa tiene varias clausulas, una de ellas es que los libros solo serán accesible al público después de su fallecimiento. Foto: difusión
La custodia de la biblioteca personal de Vargas Llosa tiene varias clausulas, una de ellas es que los libros solo serán accesible al público después de su fallecimiento. Foto: difusión

El rector Rohel Sánchez confirmó solicitud planteada por el Premio Nobel de Literatura. Actualmente, libros son resguardados por el Gobierno Regional de Arequipa.

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa siente preocupación por su biblioteca personal, donada en el 2014 a Arequipa. Recientemente, el escritor peruano hizo un pedido a las autoridades de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) para que apoyen en la seguridad de sus libros.

Este hecho surgió tras el robo de varios textos y computadoras otorgadas a la biblioteca regional que lleva el nombre del literato.

Aunque la colección personal de Vargas Llosa no sufrió ninguna pérdida, este indicó que debe tomarse precauciones con ambos centros culturales.

“Es muy importante que la seguridad esté garantizada en ambas bibliotecas. Si la municipalidad no puede asumir esa responsabilidad, pedirles un apoyo a la Universidad San Agustín para que nos den seguridad”, argumentó Vargas Llosa al escritor Mario Rommel Arce durante una transmisión este lunes.

Tras este pedido, Rohel Sánchez Sánchez, rector de dicha universidad, aceptó la solicitud y manifestó a RRP que sí se podrían realizar las coordinaciones.

“La UNSA no tiene ningún inconveniente para asumir la custodia de estos libros, hay que precisar que estos se encuentran en custodia del Gobierno Regional de Arequipa”, sostuvo.

Sánchez explicó que se tendría que trabajar un acuerdo sobre la infraestructura y el mobiliario. “Otro espacio no es lo recomendable”, señaló.

Clausulas

En el 2014, Vargas Llosa y Juan Manuel Guillén Benavides, el entonces gobernador de Arequipa, firmaron el contrato de donación de esta biblioteca personal. En él se estableció que los textos que tenían inscripciones, dedicatorias y apuntes de puño y letra del escritor arequipeño debían ser reservados y solo iban a salir al público después de su fallecimiento.

Además, se estipuló la protección del patrimonio y conservación en buen estado. De lo contrario, serían revertidos a su propietario.

Robo

De acuerdo al director de la Biblioteca Regional Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Barberena Cáceres, los libros que se perdieron eran del Gobierno regional y fueron sustraídos de la sede localizada en la calle San Francisco n.° 308. Además, resaltó que no corresponden a ejemplares que donó el nobel.

Sin embargo, para el consejero regional José Luis Hancco, la denuncia por el robo ante la Policía se realizó de forma tardía e inadecuada.