EN VIVO - Pleno del Congreso debate inhabilitación de Martín Vizcarra

VES: familias acampan en exteriores de hospital

María Pía Ponce

MariaPia_PS02

Personas piden mayor empatía por parte del cuerpo médico. Foto: Maria Pía Ponce / URPI / GLR
Personas piden mayor empatía por parte del cuerpo médico. Foto: Maria Pía Ponce / URPI / GLR

Decenas de personas aguardan información de sus parientes hospitalizados por COVID-19.

El Hospital de Emergencias de Villa El Salvador luce abarrotado de personas que se encuentran afuera del nosocomio esperando noticias sobre sus familiares internados por el nuevo coronavirus.

Ese es el caso de Paul Chumbez de San Juan de Miraflores, quien cuenta que, desde hace una semana viene acampando, ya que su suegro de 56 años resultó infectado.

“Acaban de informar que está más estable. Pero estamos esperando respuestas para ver que más necesitan porque nos pueden llamar en cualquier momento”.

Asimismo, Chumbez manifestó que las llamadas que los especialistas del hospital hacen son muy cortas. “Cuando queremos consultar más nos dicen que el pronóstico es reservado. El tiempo de llamada es corto y no tenemos mucha información”.

Por otro lado, encontramos a Wilmer, quien lleva acampando también una semana. Contó algo conmocionado que la salud de su hija de 22 años es inestable. “Esta en una situación de sube y baja, pero un segundo o un día más de vida es valioso”.

Finalmente, una de las personas acampando, agregó que habrían algunas irregularidades. Luego de 12 días a la espera ha podido notar la llegada de los revendedores. “Una barbaridad de precios, pero es el único hospital que nos ha recibido”.

Es por ello que denunció la irresponsabilidad del hospital al no llevar un registro de los medicamentos que los parientes entregan. “Los medicamentos se pierden, me llama un médico a decirme que mi mamá necesita un medicamento que cuesta 120 (soles). Me llama luego al tercer día para decirme que se perdió”.

Indignada, también contó que habrían personas que se aprovechan de la desesperación de las familias para ofrecer camas UCI.

En esa misma línea, todos coinciden que solo dejan ingresar a los pacientes que tengan sus balones de oxígeno.