Empresa de transporte ofrece pruebas antígeno económicas a sus pasajeros

Sociedad LR

larepublica_pe

La empresa realizará pruebas COVID-19 a un precio de 35 soles. Foto: Jorge Cerdán/La República
La empresa realizará pruebas COVID-19 a un precio de 35 soles. Foto: Jorge Cerdán/La República

El MTC ha dispuesto que quienes viajen desde regiones con alerta extrema y en trayectos de más de cinco horas tienen que presentar una prueba molecular o antígena negativa.

La empresa de transportes Civa anunció, a través de sus redes sociales, que brindará pruebas antígenas económicas para todos los pasajeros que han comprado un boleto de viaje y que parten desde Lima, ciudad calificada con riesgo extremo.

La prueba para descartar COVID-19 costará 35 soles y en el terminal de 28 de Julio estará presente personal médico que brindará su servicio a los usuarios al mismo precio.

Terminales que realizan pruebas antígeno. Foto: Facebook

Desde mañana, 1 de marzo, el servicio de transportes interprovincial se reactivará en todo el país, pero con nuevas medidas dependiendo del nivel de alerta de las provincias, así lo informó el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

En el caso de los viajes que salen de regiones con alerta extrema y duran más de cinco horas, el aforo es del 100%. Sin embargo, los pasajeros tienen que presentar una prueba molecular o antígena negativa tomada como máximo 72 horas antes de embarcar.

Si el trayecto dura menos de cinco horas, no es necesario que la persona se realice una prueba para descartar el coronavirus; pero el aforo es del 50% y solo se pueden utilizar los asientos que están junto a la ventana.

Además, las empresas deben seguir otras medidas complementarias, como tomar la temperatura a los pasajeros; instalar divisiones de polietileno entre los asientos para mantener aislados a los usuarios y evitar contagios; y desinfectar los vehículos antes y después del servicio.

En todos los vehículos es obligatorio que las personas lleven mascarilla, protector facial y tengan una declaración jurada en la que señalan que no tienen algún síntoma relacionado con la COVID-19.