EN VIVO - Sigue el minuto a minuto del Pleno del Congreso de la República
LO ÚLTIMO - Perú se impuso por 3-1 ante Colombia por el Sudamericano de vóleibol femenino 2021

Lurigancho-Chosica: familia contagiada de COVID-19 implora por camas UCI

Joven a cargo de sus familiares detalla que la baja saturación impide continuar con el tratamiento en casa.

Los contagios no bajan, debido a que la positividad se mantiene desde hace dos semanas en 18% en las pruebas moleculares. Foto: difusión
Los contagios no bajan, debido a que la positividad se mantiene desde hace dos semanas en 18% en las pruebas moleculares. Foto: difusión
Pamela  Advíncula

Cuatro integrantes de cinco miembros que integran una familia se encuentran infectados de COVID-19 y a la espera de camas de cuidados intensivos (UCI).

Se trata de los integrantes de la familia Rojas Melgarejo, quienes llegaron de La Merced a Lima tras presentar los primeros síntomas de esta enfermedad que, según el Ministerio de Salud, a la fecha causó la muerte de 45.903 personas en el país.

Según cuenta Gina Casas, sobrina encargada en Lima de velar por la salud de sus tíos y primos, han hecho de todo desde casa para que mejoren; pero, a la fecha, debido a la baja saturación, sus seres queridos ya requieren de cama UCI y monitoreo profesional.

“Todos están mal e infectados, menos la hija que los está cuidando. Mi tío Leoncio Rojas Espíritu, de 70 años, y su esposa Marina Melgarejo Delgado, de 65 años, ambos tienen 81 de saturación. Además, mi primo Wilder Rojas Melgarejo, de 41 años, tiene 83 de saturación y mi otro primo Miljer Rojas Melgarejo, de 40 años, tiene por ahora 91 de saturación”, narra.

Gina manifiesta que sus familiares cuentan con el Seguro Social de Salud (EsSalud); no obstante, pese a ello, han asumido en casa todos los gastos que ascienden a cerca de S/ 100.000 debido a la demora en la respuesta de la institución ante el pedido de ser trasladados a la Villa Panamericana.

“Ellos tienen EsSalud, pero lo estamos haciendo todo de forma particular. Ya nos hemos gastado cerca de 100.000 soles en médicos, enfermeras, balones de oxígeno, concentradores, recargas, etc. Ante los primeros síntomas, llamamos al seguro para que nos faciliten la Villa Panamericana, dijeron que nos llamarían pero nunca lo hicieron. El lunes volvimos a llamar y, hasta la fecha, no llaman ni a monitorear”, agrega.

Para finalizar, Gina pide por camas UCI para sus familiares y que sean hospitalizados.

“Si pudiéramos manejarlo en casa lo haríamos, y dejaríamos ese espacio en los hospitales para otras personas, pero ya no se puede con esa saturación”, concluyó.