Arequipa: absuelven a rector de UNSA, pero debe pagar S/ 15.000 por daño moral

LR Arequipa

larepublica_pe

Rohel Sánchez tendría que pagar reparación a favor de tres docentes de la UNSA. Foto: La República
Rohel Sánchez tendría que pagar reparación a favor de tres docentes de la UNSA. Foto: La República

Rohel Sánchez fue demandado por tres catedráticos, a quienes llamó “miseria humana”. Juzgado Unipersonal señaló que es necesaria una indemnización moral.

Arequipa. El rector de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), Rohel Sánchez Sánchez, fue absuelto de la querella por difamación que le entablaron tres docentes por calificarlos de “miseria humana” en junio del 2017.

El Cuarto Juzgado Penal Unipersonal de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, que encabeza el magistrado Orestes Ramos Olanda, expuso que si bien profirió la frase, “no basta para sustentar una condena”, pues no se puede determinar de forma clara el daño.

Pese a la absolución, el juez ordenó que la autoridad universitaria pague una indemnización de 15.000 por el daño moral provocado a los demandantes. Dicho monto debe ser repartido entre los agraviados Ángel Mogrovejo, Juan Carlos Delgado y Juan Carlos Torreblanca. Los catedráticos solicitaban 50.000 soles para cada uno.

Orestes Ramos, en su resolución, indica que sí resulta relevante la indemnización moral por cuanto el rector tuvo esa declaración ante los medios de comunicación. “Al no poderse determinar de forma concreta o cuantificable el daño moral causado, resulta proporcional que corresponda al 10% de lo pretendido por los querellantes”, sostiene el fallo.

El caso se originó luego de que Sánchez arremetiera contra seis docentes ante diversos medios de comunicación en 2017. Señaló que “representan la fiel expresión de la miseria humana” por enjuiciar a la UNSA para que se cumpla la separación de los catedráticos mayores de 70 años. Esto sucedió en medio de la adecuación de la casa de estudios a la nueva ley universitaria.

Los querellantes manifestaron que apelarán la resolución para que una sala superior analice el caso. Sostuvieron que es contradictorio la absolución y que se les ordene pagar el daño moral. Finalmente, concluyeron diciendo que se debió solicitar una rectificación de Sánchez de forma pública.