EN VIVO - Noche Blanquiazul 2022: sigue aquí la presentación de Alianza Lima LO ÚLTIMO - Toque de queda se suspenderá en todo el Perú a partir de mañana

Lambayeque: implementan programa alimentario “Aguadito con fe” en Zaña

Sacerdote David Farfán Guerrero reparte 200 raciones de aguadito a igual número de personas de escasos recursos económicos. También entregan víveres.

Para contrarrestar sus deficiencias nutricionales, los niños de Zaña reciben cada domingo un “Aguadito con fe”. Foto: Difusión.
Para contrarrestar sus deficiencias nutricionales, los niños de Zaña reciben cada domingo un “Aguadito con fe”. Foto: Difusión.
Yoyse Machuca

“Aguadito con fe” es el nombre de un programa alimentario que forma parte de la campaña Por un Perú sin hambre —implementada por la Iglesia Católica ante la emergencia sanitaria por la COVID-19—, y que consiste en el reparto de 200 raciones de aguadito de pollo, atún o pavo a niños y adultos con escasos recursos económicos de diferentes sectores del distrito de Zaña, provincia de Chiclayo, región Lambayeque.

El programa busca brindar alimentos a quienes más lo necesitan. El sacerdote David Farfán Guerrero indicó que los 200 aguaditos, que se laboran con los víveres que les dona Cáritas del Perú, se reparten cada domingo a igual número de personas desde hace siete meses, con el objetivo de mejorar el desarrollo humano de las poblaciones más pobres y vulnerables del ámbito distrital.

Por su parte, el Consejo Pastoral Parroquial, con recursos propios, solventa los gastos que demanda la elaboración del aguadito e inclusive ha comprado una cocina a gas industrial y asume el costo del gas para el funcionamiento de dicho artefacto, con el fin de contribuir también con la compra del combustible para la camioneta de la parroquia Santo Toribio, en la que el sacerdote traslada el alimento preparado hasta las zonas de reparto.

Farfán Guerrero indicó que el aguadito también se reparte en los centros poblados Popán Bajo, Saltur, Sipán, San Nicolás, Santa María (La Otra Banda), entre otros; y se abarca asimismo a algunos sectores de los vecinos distritos de Cayaltí y Mocupe.

Del mismo modo, el padre David Farfán refirió que el dinero que se recauda por la venta de alfalfa, cuya siembra, cultivo y cosecha, son realizadas por él mismo (emulando a San Isidro), además de cubrir algunos gastos de la parroquia que representa, ayuda de la misma manera con ciertos gastos operativos del programa alimentario

Víveres y pollos

El párroco de Zaña también dio a conocer que, mensualmente, entrega a 30 familias pobres una bolsa con víveres de primera necesidad, que incluye arroz, azúcar, aceite, avena, algunas verduras de temporada, entre otros, con el objetivo de contribuir a mejorar el nivel de vida de los integrantes de las mismas.

Asimismo, señaló que los 1.000 pollos vivos que le donó una avícola de Trujillo, y otros 2.000, donados por Cáritas del Perú, fueron repartidos en lo que va de la pandemia a vecinos de bajos recursos de los sectores Las Tres Compuertas, El Limón, San Nicolás, San Rafael, La Esperanza, Santiago de Miraflores, entre otros.

Además, señaló que gracias a la donación que le hicieron llegar las esposas de los oficiales del Ejército peruano de Lambayeque, junto con el aguadito, también se está entregando mascarillas a niños y adultos.

Destacó y agradeció el espíritu solidario puesto de manifiesto por algunos pobladores de Zaña y de otras localidades, excompañeros de estudios, autoridades, sacerdotes, benefactores en general, por la ayuda que le hacen llegar, la misma que le permite proyectarse a la comunidad en momentos tan difíciles por la emergencia sanitaria.