Jorge Gavelán, el profesor de San Marcos que continuó enseñando pese a tener COVID-19

Impartió clases por más de 35 años en la facultad de Ciencias Contables de la UNMSM y pensó en sus alumnos hasta en sus últimos días en UCI, cuando le pidió a su hija que entregara el registro de notas que había dejado listo.

Jorge Gavelan, el profesor que jamás dejó de enseñar. Foto: difusión
Jorge Gavelan, el profesor que jamás dejó de enseñar. Foto: difusión
Sociedad LR

El profesor Jorge Jesús Gavelán Izaguirre será recordado como un ejemplo para la labor docente en todo el país, pues a pesar de enfrentarse dos veces al nuevo coronavirus, jamás dejó de dictar sus clases en la facultad de Ciencias Contables de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Lamentablemente, perdió la lucha contra esta enfermedad el pasado 13 de febrero.

Su historia se conoció a través de las redes sociales, cuando algunos usuarios compartieron una imagen suya enseñando mientras recibe respiración asistida. Un cuadro que puede resultar desgarrador, pero que según cuentan sus hijas, solo es el reflejo de la responsabilidad y vocación que siempre lo caracterizaron.

Niza Gavelán Gamarra y Fabiola Gavelán Gamarra no dudan en demostrar el orgullo que sienten por su padre, quien les dejó un legado de dignidad, fortaleza y trabajo como la mejor herencia. Según comentaron en una entrevista para Libero, él estuvo pendiente de su familia y sus alumnos hasta los últimos días que estuvo con vida.

La familia Gavelán gamarra completa. Foto: cortesía / Libero

“No quiso dejar a sus alumnos con otro docente, dado que cuando cayó mal la primera vez, al reincorporarse a sus labores, no vio los resultados que quería con el aprendizaje en su clase”, señalaron al recordarlo.

Es por esta razón que, cuando tuvo la reinfección de COVID-19, decidió luchar para no ser ingresado en un hospital. La familia del docente logró adquirir un concentrador de oxígeno para brindarle respiración asistida y poder mantenerlo estable.

Pero esto no fue suficiente y su estado se agravó, motivo por el que Jorge Gavelán debió ser internado en el Hospital Nacional Guillermo Almenara. Los días pasaron e ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), su hija, en calidad de enfermera, pudo visitarlo y recibir un último encargo.

“Pedía que alguien de la familia pueda pasar las notas de sus alumnos al sistema de la universidad. Pensó en ellos hasta en sus últimas horas”, indicó Niza Gavelán Gamarra.