Fabiola León-Velarde renuncia como representante del Concytec que vigilaría vacunación

Sociedad LR

Fabiola León-Velarde es presidenta de Concytec desde el 2017.
Fabiola León-Velarde es presidenta de Concytec desde el 2017.

León-Velarde declaró que no fue vacunada y siente “sorprendida y consternada” porque varios integrantes de la Comisión Multisectorial en la que participa conforman la lista del VacunaGate.

Fabiola León Velarde renunció como representante del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC) ante la Comisión Multisectorial de seguimiento de vacunación contra la COVID-19. Señaló que su renuncia se debe a las inmunizaciones irregulares de varios de los integrantes del grupo en el que participa.

“Tengo a bien presentarle mi renuncia como representante del Concytec ante la “Comisión Multisectorial de naturaleza temporal encargada de realizar el seguimiento de las acciones orientadas al desarrollo, producción, adquisición, donación y distribución de las vacunas y/o tratamientos contra el COVID-19- Vacunas”, designación que fue informada por el Concytec a la Cancillería el 23 de diciembre pasado”, indicó.

Sostiene que su decisión ha sido tomada tras conocer a través de los medios de comunicación sobre el caso VacunaGate, en el cual muchos de sus compañeros han sido involucrados. Agrega además que esta información la ha “sorprendido y consternado profundamente”.

Comunicado emitido por Fabiola León Velarde. Foto: difusión

Cabe resaltar que la también expresidenta del Concytec no ha sido vacunada ni como voluntaria ni en ninguna otra condición.

Concytec aclara que Fabiola León Velarde no ha sido vacunada. Foto: TW Cocytec

Caso VacunaGate

El pasado 11 de febrero el expresidente Martín Vizcarra afirmó que había sino vacunado contra el coronavirus con las dosis del laboratorio chino Sinopharm. Tras esta revelación, se iniciaron una serie de cuestionamientos que dieron paso a descubrir un total de 487 personas en la misma situación, entre ellos altos funcionarios públicos, autoridades y empresarios.

A este caso de secretismo y favoritismo se le ha denominado Vacunagate. Debido a lo dicho por Vizcarra, la primera ministra Violeta Bermúdez y la entonces titular del Ministerio de Salud (MINSA), Pilar Mazzetti, fueron citadas ante el Pleno del Congreso para responder sobre lo ocurrido.