EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Amor es amor: parejas que resisten ante la homofobia y las barreras del Estado

En este San Valentín, Edson y Alex, Percy y Daniel, y Fabiola y Berenice celebran al amor y narran cómo, a diferencia de las parejas heterosexuales, el Gobierno peruano les sigue negando derechos.

De izquierda a derecha: Edson Huerta y Alex Poémape, Daniel Raa y Percy Mayta-Tristán, y Fabiola Carranza y Berenice Franco. Foto: composición La República
De izquierda a derecha: Edson Huerta y Alex Poémape, Daniel Raa y Percy Mayta-Tristán, y Fabiola Carranza y Berenice Franco. Foto: composición La República
Diana  Bueno

San Valentín es una de esas fechas que históricamente ha venido siendo celebrada bajo una mirada heterosexual, como si fuera el único modo de amor posible. Basta con observar los diversos spots publicitarios que, pese a los avances en la sociedad, continúan recordando insistentemente que las relaciones sexoafectivas entre un hombre y una mujer son las únicas deseables y legítimas.

No obstante, el amor es tan diverso, cada uno tan válido como el otro, que no sigue un mismo parámetro. De esto saben Percy Mayta-Tristán y Daniel Raa, Berenice Franco y Fabiola Carranza, y Edson Huerta y Alex Poémape, quienes tienen planes de casarse civilmente y de formar una familia, pero que, debido a que en el Perú no pueden hacer ejercicio de estos derechos, sus sueños se ven frustrados. Pese a ello, continúan luchando contra la homofobia y visibilizando su amor libremente.

Percy Mayta-Tristán y Daniel Raa, juntos desde hace casi 13 años

Admiración, confianza y comunicación han sido claves en estos casi 13 años de relación entre el médico investigador Percy Mayta-Tristán y el abogado litigante Daniel Raa Ortiz. A lo largo de este tiempo, aprendieron juntos a vencer sus temores, a sus más “grandes demonios” como los llama Percy, que provocó que durante años ocultaran a muchos que eran novios, aún cuando convivían.

Percy y Daniel llevan juntos casi 13 años. Aman los gatos, motivo por el que tienen tres. Foto: archivo

Desde el 2010, Percy y Daniel viven bajo el mismo techo, pero ante la mirada de sus padres solo eran dos amigos que compartían un departamento. “Mi mamá nos ayudó con todo el tema de la mudanza, pero Percy era el ‘roomie’”, narra entre risas el letrado.

Tanto era el temor del médico de que el resto supiera sobre su orientación sexual, que cuando salían juntos a Plaza San Miguel, por ejemplo, guardaban sus distancias. Recién cuatro años después de iniciar su amorío, se tomaron por primera vez de las manos en pleno Jirón de la Unión.

En 2015, unas semanas antes de viajar a Cancún por su sexto aniversario, Percy padeció de meningitis y tuvo que ser internado. Como suele ocurrir, solo sus familiares directos podían verlo. “En buena hora que yo soy médico y tenía allí amigos que sabían quién era y, entonces, me dieron un pase para él”, recuerda. “Me visitaba toda la familia, todos veían que me visitaba el ‘roomie’”, agrega.

Después de ello, finalmente, decidieron gritar a los cuatro vientos su amor publicando en las redes sociales una foto de ambos en su viaje. “Pusimos 6 años juntos con el hashtag Unión Civil Ya”.

“Lo que más nos ha hecho crecer, de cierta forma, es ser visibles y no tener miedo a no poder avanzar porque alguien sepa el ‘secreto’ y pueda arruinar tu crecimiento profesional”, asegura Percy.

Desde hace cuatro años no se debate en el Congreso de la República los proyectos de ley de unión civil ni matrimonio igualitario, por lo que miles de parejas del mismo sexo como Daniel y Percy no pueden ejercer el derecho de casarse por la vía legal ni poseer patrimonios compartidos, heredar o asegurar a su pareja.

Ante las restricciones legales, varias parejas LGTBI+ peruanas se han visto obligadas a migrar a países donde sí respeten este derecho fundamental. Sin embargo, Percy y Daniel están seguros que desean casarse en Perú y poder seguir contribuyendo a la sociedad peruana desde sus profesiones.

Lazy loaded component

Fabiola Carranza y Berenice Franco, listas para migrar al extranjero

Fabiola y Berenice no desean esperar más para casarse y tener cuatro hijos(as) como tanto lo han soñado. Por eso, esperan el próximo año conseguir alguna oportunidad laboral para viajar al extranjero y formar una familia. Aunque les cueste dejar a sus parientes y amistades, afirman que no pueden paralizar sus vidas esperando que las leyes peruanas reconozcan sus derechos.

“Al inicio no lo veíamos tan cercano (nuestros planes a futuro de pareja), decíamos ‘cuando se dé el matrimonio igualitario, se podrá'. Luego, pasaban los años, y nos dimos cuenta que estamos bien alejadas porque hay bastantes trabas en el tema legislativo”, lamenta Berenice.

Por su parte, Fabiola confiesa sentirse muy frustrada porque si desea casarse o tener hijos bajo una reproducción asistida, siente que debe esforzarse emocionalmente y económicamente más para lograrlo, a diferencia de las parejas heterosexuales.

“Desde niña supe que era lesbiana. Trataba de esforzarme en ser la mejor en todo para que nadie se diera cuenta que soy lesbiana. Frustra porque todo te tiene que costar el doble, si que me quiero casar, si quiero tener hijos”, explica.

Lazy loaded component

Las comunicadoras se conocieron en la universidad, en 2013. Pese a que compartieron clases y vivieron gratas experiencias en este espacio, su relación no llegó a ser más que una amistad. No fue hasta un tiempo después de haber egresado, que empezaron a verse continuamente porque iniciaron un proyecto.

En ese entonces, Berenice, con 28 años, relata que solo había tenido novios y que su atracción hacia las chicas solo se había quedado en eso, en un gusto; mientras que Fabiola, llevaba poco tiempo de haber hablado sobre su orientación sexual con sus padres. “Allí nació la química”, recuerdan.

Fue así que acordaron que una de ellas iba a ir a pasar la noche en la casa de la otra para ultimar detalles del proyecto que estaban desarrollando. Era la primera vez y las expectativas de que tuviesen un primer acercamiento sentimental eran altas.

- “¿Te puedo besar, por favor? Ya no me puedo aguantar. Sorry si esto se caga”, dijo Fabiola esa noche. Berenice aceptó y, tras varias conversaciones, iniciaron su romance el 26 de mayo de 2018.

Berenice asegura que lo que le enamoró de Fabiola es que siempre tiene algo nuevo que aprender con ella. Esta última, por su parte, ama la transparencia de 'Bere', como la llama de cariño. Foto: Pris Cortegana

Alex Poémape y Edson Huerta, una historia llena de viajes

Después de haber acudido a su respectivo local de votación para el Referéndum Nacional, el cual se llevó a cabo el 9 de diciembre de 2018, Alex y Edson fueron rumbo a su hogar sin imaginar que coincidirían por primera vez en el Metropolitano.

Para ser exactos, era las 7.35 p. m., ambos estaban sujetados del pasamanos y sus miradas se cruzaron. Edson cuenta que inmediatamente reconoció a Alex porque era seguidor del blog de viajes que tenía este, y no dudó en acercarse para hablarle. Desde entonces, recuerdan entre risas, que nunca se separaron.

Su romance inició un mes después, el 9 de enero de 2019. Alex, por su parte, confiesa que esto fue un reto porque, en aquel entonces, ni su familia, amigos o compañeros de trabajo sabían acerca de su orientación sexual, a diferencia de Edson quien indica que ya contaba con “ciertos recursos para enfrentar los ataques homofóbicos”.

Una de sus mayores locuras de amor fue darse unos votos de amor en la cima del nevado Rajuntay, en Junín. Próximamente, esperan hacerlo nuevamente en la playa. Foto: Viajeros empedernidos

A la par, un amigo en común de la pareja les dio la idea de que ambos fuesen los protagonistas del blog que tenía Alex. Es así que cambió su nombre de Hardcore Traveler a Viajeros empedernidos, el cual busca además de brindar datos viajeros para conocer todo el Perú, visibilizar el amor en toda su diversidad.

“Tener una relación gay es complicado y tener una relación gay visible en redes es aún más complicado por todos los ataques que se recibe a diario”, explica Alex. Saben perfectamente cómo ciertos usuarios antiderechos usan las redes sociales para destilar su homofobia, puesto que lo viven desde que publicaron su primer viaje juntos en San Pedro de Lloc, en La Libertad, aunque sostienen que la violencia digital ahora es menor.

A pesar de todo ello, la pareja es consciente de lo necesario que es que la comunidad LGTBI+ se visibilice y los vean como son: “seres humanos que no hacemos daño a nadie, que podemos viajar, que podemos ser una pareja como cualquier otra, que podemos tener una familia con hijos o sin hijos, que tenemos los mismos derechos que otros”, destaca.

Por otro lado, Edson afirma que, desde que nació Viajeros empedernidos, son varias las parejas que los ven a ellos como referentes. “Las redes nos dan una herramienta y un poder para visibilizar”, enfatiza y ambos aclaran que no son la pareja perfecta que, como cualquier otra, también han atravesado momentos difíciles que han sabido afrontarlos juntos.

Lazy loaded component