Cusco: la vacuna solo es un arma para luchar contra el virus

Inmunizados. El jefe del área COVID-19 del Hospital Regional del Cusco fue el primero en recibir la dosis de la cura contra la peste. En estos cuatro días se vacunará a más de 5.000 servidores.

Vacunado. El jefe del área COVID-19 del Hospital Regional del Cusco, Enrique Arana, fue el primero en recibir la vacuna. Le siguió la enfermera Olga Cutipa.
Vacunado. El jefe del área COVID-19 del Hospital Regional del Cusco, Enrique Arana, fue el primero en recibir la vacuna. Le siguió la enfermera Olga Cutipa.
José Víctor Salcedo

“Agradecer a Dios por esta oportunidad”, dice el médico Enrique Arana García segundos después de haber recibido la primera dosis de la vacuna de Sinopharm contra el COVID-19.

Arana García se desempeña como jefe del área COVID-19 del Hospital Regional del Cusco desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020. “Seguimos con el mismo compromiso de pelear hasta cuando Dios nos dé la oportunidad”, agregó Arana. Fue el primero en recibir la vacuna.

La enfermera Olga Cutipa fue la segunda en ser inmunizada y el técnico Amilcar Guzmán el tercero. Ambos integran el equipo de médicos en la primera línea del nosocomio Regional. Amilcar pidió al gobierno nacional acelerar la compra de vacunas para toda la población. Y Olga dijo estar alegre por la dosis recibida.

Arana y Guzmán confesaron que cuando la aguja ingresó a sus venas recordaron las escenas más tristes de la pandemia. “Cuando morían muchas personas y sentía la impotencia de no ayudarlos”, señaló Arana. “Ver cómo se destruyeron familias”, señaló Guzmán.

“No es el fin de la pandemia. Es un arma más que nosotros tenemos. Mientras la población no tome conciencia en la prevención esta vacuna no tendrá los efectos que esperamos. Instamos con el uso de mascarillas, caretas, lavado de manos hasta la vacunación”, pidió Arana.

Un arma contra el virus

Así empezó la vacunación contra la peste en Cusco, que abarca inicialmente a 5199 servidores de salud en toda la región. En el nosocomio Regional se vacunará a 901 servidores de Salud en los próximos tres días. Y dentro de 21 días se les aplicará la segunda dosis.

El director del Hospital Regional, Jorge Galdós Tejada, destacó el trabajo del personal de salud por su compromiso y profesionalismo en la primera y segunda ola de la pandemia. Precisó que antes de recibir la vacuna el beneficiado debe firmar un consentimiento informado y un formulario en el que dé cuenta que el vacunado no tiene ninguna alergia, cáncer o inmunosupresión o estar en cuarentena por contacto con infectado con el COVID-19.

En tanto, Juan Spelucín Runciman, gerente regional de Salud, refirió que para vencer a la pandemia de cada diez personas nueve deben estar vacunadas. “No será fácil, pero este es el inicio”, anotó .

Vigilancia de Contraloría

Un grupo de servicios denunció que en la lista de primeros vacunados no estaban los trabajadores en primera línea sino personal que hace trabajo remoto o aquellos que no tiene contacto con pacientes COVID-19.

Ante estas versiones, el gerente regional de Control de la Contraloría en Cusco, Oscar Ayauja Medrano, informó que iniciaron un proceso de verificación de la lista de vacunados en esta primera etapa. " Se revisará el padrón para que se cumpla realmente con el plan”, dijo.

Anunció que habrá una comisión de control para verificar un adecuado proceso de vacunación en la región imperial. Vigilarán la recepción, distribución, aplicación de la primera y segunda dosis y manejo de los residuos sólidos.v

Jefe de Comando COVID-19: “da más seguridad para trabajar”

En la región Apurímac también empezó la vacunación. Allí se inmunizará a 3.005 profesionales de la salud de la primera fase. El médico José Luis Osorio, responsable del Comando COVID-19 del Hospital Guillermo Díaz de Abancay, fue uno de los primeros vacunados. “Es equivalente a haber recibido cualquier otra vacuna que hayamos recibido en nuestra vida. No tengo ninguna molestia, la inyección ni la he sentido. Ahora que me han vacunado me da mayor seguridad para seguir trabajando”.

Asimismo, el médico intensivista del mismo nosocomio, Gino Huallpa, se mostró satisfecho y espera la segunda dosis. “No tengan miedo a vacunarse, porque esta vacuna nos va a proteger”.

De igual forma, la enfermera Verónika Casafranca dijo que está demostrado que la vacuna evita que nos contagiemos de alguna enfermedad. “Tenemos que tener fe de que esto irá mejor”.