LO ÚLTIMO - Pleno aprueba acusar y suspender a Edgar Alarcón de sus funciones de congresista

Coronavirus en Perú: mafias amenazan a quienes regalan oxígeno medicinal

María Elena Hidalgo,Karla  Cruz,

mhidalgo1973karlicruz4

Desesperación y lucro. Los especuladores y acaparadores se aprovechan de la carencia del oxígeno medicinal elevando criminalmente los precios. Foto: Oswald Charca / La República
Desesperación y lucro. Los especuladores y acaparadores se aprovechan de la carencia del oxígeno medicinal elevando criminalmente los precios. Foto: Oswald Charca / La República

Criminales. La escasez del producto necesario para atender a los enfermos por la COVID-19 es aprovechada por delincuentes que especulan con los precios y atacan a los que se les oponen.

Hace una sola semana, desconocidos quemaron la casa del empresario Juan Torres Baldeón, en Iquitos, por negarse a venderles el oxígeno medicinal que produce una planta que él ha instalado y distribuye gratuitamente.

Las amenazas contra Torres empezaron en la primera ola de la pandemia, luego de que él y su familia decidieran comprar la planta. Para el empresario, se trataría de mafias que lucran con el oxígeno medicinal y que les molesta que él y su familia regalen el producto a los más pobres.

“Recibí amenazas por teléfono, me exigían que les venda la producción de oxígeno, pero respondí que no, que nosotros hacemos labor social, y para entregar oxígeno solo pedíamos recetas médicas. La respuesta de ellos fue: ‘Si no nos vendes, vete de Iquitos’. El 28 de enero, quemaron mi casa en represalia porque anunciamos que en un par de día traeríamos una planta. Eso les ha molestado’', relató Torres.

El empresario se la está jugando, por eso ha solicitado a las autoridades locales de Iquitos que le brinden seguridad: ’'Las amenazas no van a detenerme a ayudar a la gente’', ha dicho.

Llamadas urgentes

Otra víctima de las mafias del oxígeno es el alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra. Junto con un grupo de empresarios adquirió una planta de oxígeno móvil para abastecer a Lima y provincias. Las llamadas no tardaron en llegar.

“Al inicio lo tomé de manera anecdótica, pero luego ya fueron llamadas amenazadoras de manera sistemática, y desde hace 15 días ya han sido más fuertes, al punto de que he decidido sacar a mi esposa e hijo del país. Y ahora que se ha filtrado información de su paradero y hasta el hotel donde están, los estoy mandando a otro lado. Son mafias organizadas a los que estamos pisando los callos”, expresó Álvaro Paz de la Barra.

Para romper con las mafias, el alcalde de La Molina propone que la dotación de oxígeno para casos de Covid-19 debe ser declarado un derecho humano a cero costo.

“Las amenazas pueden venir de dos lados, de los especuladores, revendedores y comerciantes de oxígeno, a los que debo estar dañando el negocio, y el otro sería la minería ilegal. Hace unos meses hice una propuesta al Ejecutivo para que se incauten las plantas industriales que usa la minería ilegal para la producción de oxígeno medicinal. Se pueden incautar esas plantas y en convenio con las universidades se pueden convertir en oxígeno medicinal”, dijo Paz de la Barra, quien también preside la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE).

Mykol Romero Quinde, hijo del recordado Ángel del Oxígeno de San Juan de Lurigancho, Mario Romero Pérez, también relató los problemas que debió enfrentar su progenitor por vender a bajo precio el oxígeno medicinal.

En lucha. Mykol Romero, hijo del Ángel del Oxígeno. Foto: difusión

“Teníamos amenazas constantes. Mi padre al ver la impotencia de que el oxígeno no llegaba a la gente, sino a los revendedores, se puso al frente. Salía a ordenar la cola, a poner en su sitio a estas personas y es por eso que se contagió, por la alta carga viral. Él podía estar trabajando desde su domicilio, solo supervisando, pero se puso en primera línea. Al ver la presión de la gente y la indignación por las personas que especulaban o vendían colas, salía a ordenarlas, y ese contacto directo con las personas hizo que él tenga esta carga viral que hizo que lamentablemente hoy no nos acompañe’', explicó Mykol Romero.

El hijo del Ángel del Oxígeno está buscando reiniciar el emprendimiento de su padre, pero hay más obstáculos que facilidades.

’'Si mi padre se fue, fue básicamente por los revendedores, especuladores de precios, porque ellos fueron los que originaban el desorden. No permitían que la gente tenga acceso a este medio”, narró Romero Quinde mientras hacía el esfuerzo por contener sus lágrimas.

Minsa se reúne con empresarios

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, informó que la demanda de oxígeno medicinal se ha triplicado. Se requieren 510 toneladas de oxígeno al día, pero las plantas en el país producen hasta 400 toneladas, por lo que existe un déficit de 110 toneladas al día.

Mazzetti indicó que el Ministerio de Salud se encuentra en reunión permanente con empresas privadas, como Southern Perú, que tienen capacidad de producir oxígeno medicinal. Y se ha previsto importar hasta 30 toneladas.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.