Internos, entre el temor, la COVID-19 y sin pagos

Abel Cárdenas

Internos denuncian que el Ministerio de Salud no les paga, tras más de 5 meses de labores en postas. Foto. Composición/La República
Internos denuncian que el Ministerio de Salud no les paga, tras más de 5 meses de labores en postas. Foto. Composición/La República

Las historias de María, Milena y Jazmín son solo algunas de tantas denuncias de estudiantes de Medicina que exigen el cumplimiento del decreto que les otorga, entre otras cosas, una remuneración y un seguro. Desde el primer nivel de atención y en constante riesgo de contagio, narran su experiencia.

El Decreto de Urgencia 090-2020, aprobado a mediados de agosto de 2020, establece que “mientras dure la Emergencia Sanitaria por la COVID-19, los internos tienen derecho a un estipendio mensual equivalente a una remuneración mínima vital; asimismo, contarán con un seguro de salud y una cobertura de un seguro de vida”, entre otros beneficios.

Así lo creyó María La Rosa Sánchez. También confió cuando le dijeron que iba a ser enviada a la posta más cercana a su casa y no atendería casos COVID-19. “A nosotros nos traen (retorno al internado) con cuentos”, denuncia ahora.

María tuvo que mudarse porque el centro de salud al que fue enviada estaba demasiado lejos de su casa. Actualmente, alquila un departamento cerca a la posta El Progreso, perteneciente a la Diris Lima Este, donde realiza sus prácticas.

Ella regresó al internado a inicios de setiembre luego de que, en marzo de 2020, las universidades decidieran retirar a los internos de los hospitales por falta de garantías de protección frente a la pandemia. Recién con el DU 090-2020, el Ministerio de Salud (Minsa) permitió su retorno, bajo el compromiso de otorgarles varios derechos que se les negó en reiteradas ocasiones, como una remuneración mínima y un seguro.

Con el pasar de los meses, los internos se dieron cuenta de que la norma no se estaba cumpliendo. Incluso, narra María, ella se infectó del virus días antes de iniciar sus labores y no recibió el apoyo esperado, sino todo lo contrario. Por estos días todavía presenta secuelas que le ha dejado el coronavirus, como la agitación al momento de hablar, pero igual ha seguido asistiendo a sus turnos.

Pese a que la norma indica que los internos no atenderán casos COVID-19, María detalla que en la posta reciben a todo tipo de pacientes y no se sabe a primera vista si son positivos o no. “El contacto es directo. Es nuestra labor, pero, en estas condiciones en las que estamos, es muy peligroso”, señala.

Lamentablemente, luego de más de 5 meses de labores, solo ha recibido 2 soles por parte del Minsa. “¿Qué hacen con nosotros?”, reclama. “Encima yo he estado mal”, añade. Ella sabe que sin la ayuda económica de sus padres hubiera sido difícil continuar, ya que no tiene otros ingresos, pero también cree que nuestro sistema de salud necesita de profesionales para soportar la pandemia. Es el dilema que carga día a día.

Cuenta de ahorro de la interna María La Rosa Sánchez.

Una situación que también afronta Jazmín Sánchez, secretaria interina de Internado de la Federación Peruana de Estudiantes de Medicina Humana e interna del Centro de Salud San Sebastián, perteneciente a Lima Centro. Supuestamente, a finales de enero, tenían que pagarle el acumulado de los 5 meses que viene laborando desde que hizo su retorno, pero su cuenta se mantiene en cero.

“Llamé a la Diris Lima Centro y me dijeron que los centros no han mandado a tiempo las listas de asistencia y por eso el Minsa se está demorando”, comenta; sin embargo, Jazmín ya no sabe si confiar en lo que le dicen.

Lo único cierto ahora es que lleva más de 5 meses en su centro de salud sin recibir pago alguno. Sumado a eso, también ha visto casos COVID-19. En su establecimiento de salud, cuenta, un doctor cayó enfermo por el coronavirus y actualmente se encuentra en UCI. La preocupación aumenta.

El temor se acrecienta tras reconocer que se encuentran expuestos a la alta posibilidad de terminar contagiando a sus familiares y no tener solvencia económica para responder con la atención que puedan necesitar.

La misma realidad que vive Ximena (así la llamaremos para proteger su identidad), ella también está preocupada por la nula respuesta que ha recibido del Minsa con respecto a la situación de los internos. Comenta que hasta ahora no tiene contrato y no sabe si realmente le van a pagar.

Cuenta de ahorros de una interna de Medicina.

Durante las últimas semanas se comunicó con un representante del Minsa para conocer sobre su situación y la de sus compañeros que están en las mismas condiciones e indica que le dijeron que el pago se estaba gestionando a la par de sus contratos.

Ximena vive en un departamento en Magdalena. Cuando salió el DU 090-2020 también pensó que la enviarían a una posta cercana a su actual dirección, pero su destino no fue el esperado

Todos los meses, detalla, tiene que ver casos COVID-19 porque son el primer nivel de atención a donde acude una persona con los primeros síntomas. “Los internos siempre son los primeros en recibir a los pacientes. Se les hace triaje, pero no se sabe si son positivos, cuando recién se sabe, ahí lo envían al área COVID-19”, revela.

Así la pasa también Milena Velásquez, otra interna que decidió contar el abuso que viven los estudiantes de último año por parte del Minsa. Ella tampoco tiene contrato y no le han pagado por los meses que viene realizando prácticas en el primer nivel de atención.

“Hasta ahora todos los de Lima Centro no salimos como contratados, no existimos para el Minsa”. Milena actualmente se solventa con el apoyo de sus padres, pero está preocupada porque ya son varios meses y no sabe sobre su condición contractual y mucho menos de su pago.

El regreso de los internos en medio de la pandemia ha sido crucial para tapar los huecos de déficit de profesionales de la salud sobre todo en el primer nivel de atención.

Todos los días, los internos acuden a sus postas para sumarse a la primera línea de lucha contra la pandemia, pero, hasta ahora, no reciben lo que la norma establece y lo que las autoridades les prometieron.

Respuesta del Ministerio de Salud

A través de un comunicado, el Ministerio de Salud informó que hay un grupo de internos que siguieron recibiendo S/ 400, monto considerado como propina y que se le entregaba solo a un grupo de internos antes de la pandemia, en los meses que estuvo paralizado el internado en el 2020. Por lo tanto, dichos casos se están regularizando administrativamente.

“Al sumarse nuevamente a sus actividades, este grupo de estudiantes tuvo que regularizar su situación administrativa por los meses en los que recibieron los abonos por actividades que no realizaron por estar suspendidas. Este procedimiento se está llevando a cabo actualmente y culminará en enero del 2021”, precisa la misiva.

Es importante remarcar que las propinas que recibían los internos eran parte del presupuesto de los hospitales en los que realizaban sus internados y el estipendio de S/ 930, establecido en el DU 090-2020, está considerado en otro presupuesto, así explicaron los internos.