Lesly Paraguay, la joven que dicta charlas de orientación vocacional en quechua

Ella es fundadora del proyecto Illari Quechua, que reúne a más de 100 voluntarios profesionales y especialistas.

Lesly Paraguay de la Cruz logró armar este proyecto con la ayuda de otros especialistas. Foto: Andina
Lesly Paraguay de la Cruz logró armar este proyecto con la ayuda de otros especialistas. Foto: Andina
Sociedad LR

Lesly Paraguay de la Cruz es una joven becada del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) que lidera un gran proyecto, donde se realizan charlas de orientación vocacional virtuales en quechua dirigido a niños y jóvenes quechuahablantes.

Illari Quechua reúne a un grupo de más de 100 voluntarios y fue fundado por Lesly junto a otros profesionales. Esta iniciativa ha convocado a muchos especialistas, quienes aportan en la orientación de los niños y jóvenes para que conozcan más sobre las oportunidades laborales en su lengua materna.

La joven de 25 años nació en el centro poblado de Pichiu, en la región de Huancavelica, donde desarrolló su estudios en el idioma quechua. Recién a la edad de 17 años, aprendió a hablar castellano cuando inició sus estudios universitarios y aplicó a una de las becas.

“Me costó bastante aprender a hablar castellano, pero lo hice leyendo muchos libros y escuchando atentamente. Al inicio tuve problemas, me daba vergüenza hablar porque lo hacía mal”, señaló la joven hacia Pronabec. Al regresar a su pueblo por la pandemia, notó que los menores ya no querían hablar quechua por el temor de la discriminación.

Sin embargo, esto animó a la joven para cambiar esa percepción. “Al ver sus pequeños rostros, fue como si me viera a mí misma porque yo he pasado por lo mismo”, mencionó. Por ello, creó Illari Quechua junto a otros profesionales, en el que brindan talleres de orientación vocacional a jóvenes quechuahablantes que no podrían acceder fácilmente a estas oportunidades.

“Les hablamos en su lengua materna para reivindicar la identidad cultural”, indicó. Esta nueva organización va creciendo y ya van llegando a más comunidades. Asimismo, también dictan clases en quechua para financiar algunos gastos. “Para mí, el no enseñarlo sería como cortar las alas al picaflor y pedirle que vuele”, manifestó.

“Estamos muy agradecidos con este proyecto. Antes desconocíamos la existencia de muchas carreras o la existencia de Beca 18 del Pronabec. Nuestros hijos ahora ya saben qué estudiar y cómo postular a las becas que ofrece el Estado peruano”, indicó una de las madres que asistió a uno de los talleres.

Si quieres conocer más sobre el proyecto, visita su página web Illari Quechua.