Hijo de alcalde de Miraflores fue captado en reunión precuarentena

Sociedad LR

Molina, en su afán de evitar que graben la reunión, increpó al personal de Serenazgo por no tener los stickers que llevan los residentes del distrito. Foto: captura de ATV
Molina, en su afán de evitar que graben la reunión, increpó al personal de Serenazgo por no tener los stickers que llevan los residentes del distrito. Foto: captura de ATV

Erito Molina se reunió con excompañeros de un programa reality y trató de botar de la playa Caballeros a agentes de Serenazgo por no residir en Punta Hermosa.

Erito Molina, hijo del alcalde de Miraflores, Luis Molina, fue grabado cuando ingresaba a una casa de Punta Hermosa con otras personas el pasado sábado 30 de enero.

El programa de espectáculos Magaly TV, la firme transmitió un material que demuestra cómo el joven entró a la casa en el mencionado distrito del sur de Lima con bebidas alcohólicas.

En la reunión también se encontraba la mediática pareja reality Mario Irivarren y Vania Bludau, sus excompañeros de Molina cuando participó en uno de estos programas.

Según expuso la conductora del espacio de ATV, alrededor de las 11.30 p. m. el joven salió afuera de la residencia para guiar vía celular a otras personas, quienes metieron bolsas con más botellas de alcohol. En las imágenes se ve que tanto él como los nuevos asistentes no llevaban mascarilla.

Lazy loaded component

En otro momento del reportaje, se registró cuando Erito trató de evitar que se grabe esta reunión previa al inicio de la nueva cuarentena impuesta por Francisco Sagasti, y se enfrentó al personal de Serenazgo.

El hijo del burgomaestre miraflorino les increpó por no tener colocados los stickers con los que se reconocen a los residentes del distrito al sur de Lima. De igual manera se mostró agresivo con la prensa en el lugar.

“Te estás limpiando. Primero dices que vienes por Mario (Irivarren), ahora dices que a ver si hay fiestas”, le increpó Molina al reportero.

Como las cámaras de ATV también comprobaron, podían observarse bebidas alcohólicas en un autoservicio del distrito costero siendo las 10.30 p. m., horario en el que antes del 31 de enero se estaba en toque de queda.