Ciudadanos denunciaron haber sido intervenidos pese a tener pase laboral

Ellos fueron llevados a un centro de retención por los serenos de San Juan de Lurigancho sin presencia de la Policía Nacional.

Intervenidos se mostraron molestos por el proceder de los serenos de SJL. Foto: captura de América Noticias
Intervenidos se mostraron molestos por el proceder de los serenos de SJL. Foto: captura de América Noticias
Sociedad LR

Un grupo de personas retenidas por supuestamente haber incumplido con la inmovilización obligatoria denunciaron presuntos abusos por parte del Serenazgo de San Juan de Lurigancho.

Decenas de ciudadanos fueron llevados al centro de retención Santa Fe de Totoritas por serenos del distrito. Sin embargo, casi la mitad de ellos contaba con pase laboral, informó América Noticias.

El pase laboral faculta a la persona a movilizarse en este periodo de cuarentena. Ello no habría sido tomado en cuenta por los agentes ediles.

“Yo lo que quiero saber es si el permiso laboral es un chiste o no porque yo estaba caminando, dirigiéndome a mi casa, porque salgo a las 7.00 p. m. de mi trabajo y me retuvieron. (...) Ni siquiera te dejan enseñar (el pase laboral) y te suben como si fueras un animal”, narró un joven.

Lazy loaded component

Otro hombre que también tenía pase laboral vigente hasta el 6 de febrero contó que tras regresar de trabajar, salió a la tienda ubicada frente de su casa a comprar leche y jamonada para darle la cena a su hijo; sin embargo, fue retenido por los serenos. Dijo que el menor de edad estaba asustado porque se quedó solo en su vivienda.

El citado medio recogió más testimonios de personas retenidas con pase laboral vigente y cuando el periodista consultó al encargado del operativo, este se retiró del lugar en un patrullero sin contestar.

América Noticias recordó que, de acuerdo a la Constitución, solo la Policía está en facultad para retener a las personas y en aquel momento no había ningún agente policial.

Tras caer en cuenta de las irregularidades, los serenos revisaron los pases laborales y DNI de los intervenidos, y a quienes tenían todo en regla los dejaron ir a sus casas.