Corte Suprema destituye a dos jueces de paz en Arequipa y Moquegua

En Arequipa, la separación se registró por asumir la defensa en un proceso en la jurisdicción donde se desempeñaba como juez de paz. En Moquegua, el destituido ocultó un expediente.

Tras varios años de investigación, los dos jueces fueron destituidos por la Corte Suprema. Foto: La República
Tras varios años de investigación, los dos jueces fueron destituidos por la Corte Suprema. Foto: La República
LR Sur

Tras varios años de investigación, dos jueces de paz no letrados fueron destituidos en Arequipa y Moquegua, por estar involucrados en actos irregulares.

En el caso de Arequipa, se trata de Juan Héctor Chacmani Llerena, Juez de Paz del Juzgado de Paz de Primera Nominación de Corire, distrito de Uraca, provincia de Castilla.

En diciembre del 2018, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, le abrió un procedimiento administrativo disciplinario por haber ejercido la defensa en un proceso judicial en el distrito judicial donde se desempeña como juez de paz.

En la investigación definitiva n.º 2179-2016, publicada este lunes 1 de febrero en El Peruano, precisa que Chacmani Llerena habría asumió la defensa como curador procesal en un proceso a cambio de una suma de dinero, tramitado ante el Juzgado de Paz Letrado del Módulo Básico de Justicia de Aplao.

Dicha conducta califica como falta muy grave, por lo que la Corte Suprema de Justicia de la República resolvió destituirlo de su cargo.

En Moquegua, Humberto Roberto Ilaquita Belizario, juez de paz de Segunda Nominación de la Pampa Inalámbrica de Ilo, distrito judicial de Moquegua, también fue destituido de su cargo.

Su caso es distinto. Al magistrado se le abrió un proceso disciplinario en mayo del 2014 por haber ocultado el expediente de un caso. Fue una de las personas involucradas en al caso, quien denunció la pérdida del expediente.

Tiempo después, cuando hubo la entrega de cargo, el juez de paz en funciones Wilbert García Calderón, informó que el expediente no había sido entregado por Humberto Roberto Ilaquita Belizario, pese a que lo había requerido notarialmente.

Estos hechos califican como falta muy grave por lo que, tras varios años de investigación, se procedió a su destitución del cargo.

LR PODCAST: Escucha el Informe Matinal del 1 de febrero del 2021

Lazy loaded component