Madres de olla común solicitan donaciones para enfrentar cuarentena en SJL

Las mujeres salieron a las calles de Gamarra con carteles en mano a la espera de conseguir alimentos o dinero para adquirirlos, ya que —según dijeron— no podrán hacerlo a partir de este 31 de enero.

Mujeres con carteles en mano en el Emporio Comercial de Gamarra buscando apoyo para su olla común. Foto: La República
Mujeres con carteles en mano en el Emporio Comercial de Gamarra buscando apoyo para su olla común. Foto: La República
Pamela   Huerta

En el último día previo al inicio de la cuarentena, mujeres organizadas de la olla común Pescadito de Campoy salieron a las calles solicitando donaciones para enfrentar los próximos días de encierro. Ellas preparan almuerzos diarios para 120 familias en San Juan de Lurigancho (SJL), las cuales se vieron afectadas económicamente desde que llegó la pandemia por coronavirus al Perú.

Esta vez, las madres se colocaron en una de las entradas del Emporio Comercial de Gamarra (ECG) con carteles en mano y pidiendo a todo aquel que pasaba una colaboración. La presidenta de esta olla común, Katherine Santiago Blanco, sostuvo que necesitaban recolectar todo lo posible porque era el último día que podrían hacerlo.

Desde que llegó la COVID-19, en marzo del 2020, estas mujeres cocinaron sin descanso para beneficiar a las personas que viven en su zona, siempre sosteniéndose por la solidaridad de su comunidad. “Nosotros tenemos conocidos que a veces nos apoyan, pero también formamos grupos de personas que salen a pedir colaboración. Arrocito, papa, es que nosotros no tenemos ayuda para comprar por sacos, entonces vemos el día a día”, contó la señora Santiago para La República.

Salir a recolectar alimentos es toda una travesía, ya que viven en una zona poco accesible del distrito, donde no cuentan con servicios básicos y deben comprar agua en camiones cisterna. Lo más preocupante es que dentro de sus beneficiarios tienen a casi 100 menores de edad, a quienes deben priorizar en este contexto.

“Nosotros los adultos podemos aguantar, pero los niños no entienden eso, ellos nos piden: “hambre, hambre, comida”. Eso es lo que más nos desespera a nosotros y lo que nos impulsó a salir a las calles a pedir colaboración”, agregó.

¿Cómo colaborar con esta olla común?

Si está dentro de tus posibilidades facilitar que estas familias puedan seguir subsistiendo en el contexto de la emergencia sanitaria, puedes hacerlo a través de la donación de víveres no perecibles, frutas, verduras o efectivo para que puedan suplir gastos como la compra de agua. Para contactar a estas mujeres pueden comunicarse al número 998 934 848 y coordinar el apoyo.