Digemid otorgó autorización a la vacuna contra la COVID-19 de Sinopharm

Vacuna desarrollada por farmacéutica china ya puede ingresar y usarse en el Perú. Solo queda esperar a que las dosis lleguen al país.

Se espera que Sinopharm envíe dos millones de vacunas más entre febrero y marzo. Foto: difusión
Se espera que Sinopharm envíe dos millones de vacunas más entre febrero y marzo. Foto: difusión
Sociedad LR

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, informó que la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) otorgó el martes 26 de enero una autorización de emergencia a la vacuna contra la COVID-19 elaborada por el laboratorio chino Sinopharm.

Con este permiso, las dosis inmunizadoras podrán ingresar a nuestro país y usarse en el plan de vacunación previsto para comenzar en el mes de febrero, según anuncio el presidente Francisco Sagasti.

Hace algunos días, un informe de Cuarto Poder reveló que la vacuna china aún no recibía la autorización de Digemid porque la farmacéutica no entregaba documentos sobre las certificaciones y funcionamiento de su laboratorio en Beijing.

Este miércoles 27 de enero, la ministra de Salud señaló en conferencia de prensa que la empresa contratada para el transporte del primer lote de 1 millón de vacunas mantiene reuniones con el laboratorio chino para ultimar detalles y lleguen en los próximos días. Además, recalcó que se priorizará a los trabajadores sanitarios.

La vacuna va a llegar cuando los vuelos ya estén todos coordinados. Evidentemente, va a llegar en medio de la cuarentena. En este caso, las dosis son para aplicar al personal sanitario en los establecimientos de salud de acuerdo a los padrones que nos han enviado y según los diferentes niveles”, aseveró.

Se sabe que además del primer millón, el Perú ha remitido a la empresa un segundo contrato para la adquisición de medio millón de dosis que llegarán en febrero y de 1,5 millones en marzo.

Por otro lado, Pilar Mazzetti dijo que siguen en negociaciones con las farmacéuticas Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson y la rusa Gamaleya para adquirir más vacunas contra la COVID-19.