Intensas lluvias aíslan a pobladores de Chupamarca

Elizabeth Prado

Eli_PradoD

Daños. Las fuertes lluvias han malogrado las carreteras. Los chupamarquinos solicitan ayuda. Foto: difusión
Daños. Las fuertes lluvias han malogrado las carreteras. Los chupamarquinos solicitan ayuda. Foto: difusión

Huancavelica. Vías hacia la capital de la región y hacia la costa están interrumpidas. Patriarca del pueblo pide sean reactivadas.

Las intensas lluvias han aislado al distrito de Chupamarca, provincia de Castrovirreyna, región Huancavelica. Sus pobladores que ya han sufrido el año pasado la pérdida de sus cultivos a causa de las fuertes heladas, ahora no pueden comunicarse con la ciudad de Huancavelica, capital de la región, tampoco pueden hacerlo con la costa.

La vía Chupamarca-Huancavelica ha sido afectada por derrumbes en la zona de Villa Flor. El hecho se repite en el distrito de Aurahuá. La situación es similar en la carretera que lleva a estos distritos hacia la costa.

Ante esta emergencia, el patriarca de Chupamarca, Alejandro Acharte Soto, de 99 años, quien sigue trabajando por su pueblo, solicitó al Ministerio de Transportes y Comunicaciones que se reactiven estas vías y se normalice el tránsito.

En Lima, su hermano Teódulo Acharte Soto transmitió la invocación que hizo el nonagenario a las autoridades para que los ayuden a salir del aislamiento.

Alejandro Acharte dedicó toda su vida al desarrollo del distrito de Chupamarca. Fue gobernador, alcalde y juez de paz en varias oportunidades. Como tales trabajó incansablemente para que la población tenga carretera, luz eléctrica, escuelas, telefonía y otros servicios.

Por ser autoridad fue torturado por las columnas de Sendero Luminoso en la década del 80. Dos veces se libró de ser asesinado al huir a tiempo. En una de las incursiones, los senderistas atacaron con crueldad al pueblo. Asesinaron a 33 personas que habían acordado trabajar por acción comunal la carretera que no tenían.

Hoy, Alejandro Acharte Soto ha perdido la visión y la audición pero no la lucidez. Él está pendiente de las necesidades de su distrito.

Alejandro Acharte Soto (99). Foto: difusión

“Es un hombre que nació para servir, cuánto ha sufrido para que el desarrollo llegue a Chupamarca. Mantiene todos sus reflejos y recuerda con exactitud que su pueblo era un lugar abandonado y cómo llevó la carretera, la luz eléctrica, escuelas, telefonía”, manifiesta su hermano Teódulo Acharte.

Precisamente por estas virtudes, el alcalde de Chupamarca, Mamerto Espinoza, trasladó el clamor del pueblo a la Presidencia del Consejo de Ministros para que se le otorgue un reconocimiento a la labor que desempeñó y continúa realizando el patriarca de este distrito.