ALERTA - Ana Estrada tras decisión judicial: Me están diciendo que soy dueña de mi cuerpo, mis decisiones y mi vida

SJL: dejan explosivo en pollería y exigen cupo de S/ 5.000 a dueños

Sociedad LR

larepublica_pe

24 Ene 2021 | 19:34 h
Negocio tiene más de 30 años funcionando y su dueña asegura que nunca ha sido extorsionada. Foto: César Zorrilla / URPI - GLR
Negocio tiene más de 30 años funcionando y su dueña asegura que nunca ha sido extorsionada. Foto: César Zorrilla / URPI - GLR

Extorsionadores piden dinero para no atentar contra la vida de los propietarios.

El Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Canto Rey indaga una denuncia por extorsión que presentó la familia que es dueña de una pollería en San Juan de Lurigancho.

La propietaria del establecimiento, ubicado a la altura del paradero 4 de Huáscar, contó a La República que, el último 23 de enero por la noche, su hijo recibió una llamada en la que desconocidos le exigían S/ 5.000 para no atentar contra su negocio ni sus vidas.

La mujer aseguró que cuando ya había terminado la atención y su hijo estaba cerrando el negocio, encontró una bolsa en la puerta principal. Al principio, pensó que era basura, pero al patearla sintió algo duro, por lo que llamaron a la comisaria de Santa Elizabeth.

Los agraviados reclamaron porque los policías no acudieron la noche del último sábado y recién lo hicieron este domingo a las 9.00 a. m. Una vez en el lugar, los agentes confirmaron que se trataba de una granada que estaba inactiva.

Entre lágrimas, la mujer relató que es la primera vez que es extorsionada en más de 30 años que tiene su emprendimiento. Además, reveló que la última vez que le robaron fue hace 20 años y lo sustraído fue una mínima cantidad.

“Queremos trabajar para sostenernos”, manifiesta la víctima, quien comentó que a las afueras del establecimiento hay cámaras de seguridad y espera que ayuden a identificar a los responsables. El caso pasó a manos del Depincri Canto Rey.

Las amenazas a la pollería no es el único caso de extorsión en el distrito. Días atrás, otro negociante denunció el hallazgo de una granada a las afueras de su bodega en la avenida República de Polonia y al costado una nota en la que también le exigían el pago de S/ 5.000. Fue necesaria la presencia de la Policía para retirar el explosivo.