Piura: madres damnificadas son ejemplo de lucha en plena pandemia

LR Piura

@larepublica_pe

Mujeres son ejemplo de lucha en el Bajo Piura. Foto: Midis
Mujeres son ejemplo de lucha en el Bajo Piura. Foto: Midis

Fueron afectados por El Niño del 2020 y hoy desarrollan actividades en distintos sectores productivos.

Cinco familias pertenecientes al programa Juntos del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), que residen en el distrito de Cura Mori, provincia de Piura, vienen desarrollando importantes emprendimientos productivos tales como avicultura, crianza y comercialización de cerdos y biohuertos de hortalizas y frutales, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de sus hogares.

Estas familias damnificadas del Fenómeno El Niño del 2002 y reubicadas en el albergue Ciudad de Dios, han logrado superar la adversidad mediante la generación de emprendimientos rurales que iniciaron luego de ahorrar parte de los abonos recibidos por Juntos. Sus proyectos fueron ejecutados producto de la capacitación y asistencia técnica del programa Foncodes.

Los ejemplos de lucha, son las usuarias Betty Silupu Sosa y María Quintana Sernaqué, socias y dueñas de un criadero de lechones. Ambas utilizan la técnica de inseminación artificial para la reproducción del ganado porcino. “Estamos muy contentas con nuestro emprendimiento, hemos aprendido a mejorar la genética de nuestros lechones y nos parece un negocio bastante rentable”, expresaron.

Por su parte, María Flores More se dedica a la crianza de gallinas, patos, pavos y pollos. Igualmente, Fanny Inga Ramos y Janet Silupu tienen sus biohuertos y se dedican al cultivo de frutas y hortalizas como papaya, tamarindo, guayaba, naranja, limón, moringa, tara, culantro y lechuga.

Los productos que generan las familias son principalmente aquellos que se pueden consumir en el hogar. Asimismo, estas actividades les permiten abastecer a los diferentes mercados de la zona.

Es importante resaltar que el programa Juntos, entrega 200 soles bimensuales a las familias de pobreza y pobreza extrema afiliadas al programa, tras el reparto equilibrado de las responsabilidades familiares en salud y educación de sus hijos y madres en estado de gestación.