Avance de COVID-19 comienza a parecerse a la primera ola en el sur

Alerta. En Arequipa, Cusco, Puno y Apurímac hubo entre el 11 y 18 de enero 119 defunciones a causa del coronavirus. La cifra se acerca a lo registrado el 13 de julio 2020 cuando hubo 131.

Centros de aislamiento temporal. Foto: difusión
Centros de aislamiento temporal. Foto: difusión
José Víctor Salcedo

La cantidad de decesos por COVID-19 empieza a alcanzar los mismos niveles de julio de 2020 cuando empezó la fase más letal de la pandemia en las regiones del sur. Solo en las dos últimas semanas el número de defunciones alcanzó los picos más altos de los últimos tres meses y medio.

En Arequipa, Cusco, Puno y Apurímac estamos próximos a alcanzar las cifras registradas en la primera ola. Por ejemplo, la última semana, hasta el 18 de enero, hubo 119 defunciones en las cuatro regiones, mientras que en la semana del 4 al 13 de julio 2020 se contabilizaron 131.

No hay que olvidar que esa cifra fue el punto de partida del periodo con más decesos por COVID-19 en los hospitales y, según el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef), también aumentó la cantidad de decesos por todas las causas en esta parte del país.

El aumento

De acuerdo a las cifras oficiales del sector salud de cada región, las muertes y contagios ya hacen prever el inicio de un segundo periodo crítico de la pandemia. “Los casos se están incrementando a niveles similares al mes de julio del 2020, por lo tanto es probable que el próximo mes se complique la situación en las regiones del sur”, señaló Jair Vargas-Ventura, investigador del Centro Bartolomé de Las Casas (CBC).

Arequipa registró en la última semana 57 defunciones por COVID 19: un incremento del 58%, respecto de la semana anterior (36). “Es el pico más alto de los últimos cuatro meses”; explica Vargas-Ventura. En tanto, la cantidad de casos positivos detectados asciende a 2 418, 20% más que la semana previa cuando hubo 2007 contagiados registrados.

De igual forma, la Gerencia Regional de Salud del Cusco (Geresa) contabilizó 32 defunciones en el periodo analizado, es decir, 33% más que en el periodo del 4 al 11 de enero cuando hubo 24. También es el pico más alto de los últimos tres meses.

Asimismo, refiere Vargas-Ventura, se registró un total de 1 451 casos positivos: 62% más que el periodo anterior cuando hubo 893 casos nuevos.

La región del altiplano también experimenta un aumento de defunciones y casos positivos, aunque en una proporción menor a Cusco y Arequipa. “La última semana se registraron 17 defunciones, incrementándose en 31% respecto de la anterior (13). Los casos positivos fueron 341, es decir, aumentó en 60% de una semana a otra (213)”, explicó Vargas-Ventura.

En contraste, la región Apurímac muestra una reducción del número de defunciones durante la última semana. Así, en el periodo revisado hubo 13 defunciones: -24% respecto de la semana anterior cuando hubo 17 decesos.

No obstante, el índice de casos positivos sigue en aumento. La semana entre el 11 y 18 de enero hubo 628 casos positivos, lo que representa 12% más de los 561 registrados en la semana previa.

Evolución de defunciones en el sur.