LO ÚLTIMO - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

Surco: ladrón llora por su mamá al ser detenido tras robar un celular

En un inicio, el malhechor negó toda su responsabilidad, pero al verse descubierto rompió en llanto y pidió a la agraviada que no lo denuncie

Hampón de 19 años se cambió de polo para no ser reconocido por serenos. Foto: Municipalidad de Surco
Hampón de 19 años se cambió de polo para no ser reconocido por serenos. Foto: Municipalidad de Surco
Sociedad LR

Un delincuente acusado de robar un celular se puso a llorar frente a su víctima para pedirle que no lo denuncie. Pese a sus intentos, fue trasladado a la comisaría de Surco.

Alan Steve Rojas Depaz (19) subió a un bus de transporte público en la cuadra 1 del jirón Fernando Faustor y golpeó a una pasajera para quitarle su equipo telefónico.

Cuando era agredida, la víctima gritó desesperadamente por ayuda y es así como serenos y vecinos acudieron para poder evitar la fuga del malhechor.

El hampón bajó de la unidad y corrió hacia el pasaje Huerta Esquivel. Además, trató de pasar desapercibido cambiándose de ropa.

Lazy loaded component

“Cuando me robó, el chico tenía un polo rojo. Bajó del carro, se lo quitó y se quedó con uno de color negro para que nadie se de cuenta. El celular lo tenía a la altura de su barriga”, narró la agraviada.

Tras una persecución, serenos del distrito capturaron al delincuente, quien negó haber sido autor del robo, pero la víctima lo reconoció.

“Se pudo detener a la persona con ayuda de los mismos vecinos y pedimos ayuda a la Policía. El intervenido en su defensa dijo que no había sido, pero la propietaria lo reconoció”, relató el sereno Jhonny Puga, presente en la intervención.

Hasta el lugar llegó un efectivo Terna de la Policía y se dispuso el traslado del sujeto hacia la comisaría. En el trayecto, el hampón se puso a llorar y dijo que la razón era su mamá.

Rojas Depaz también trató de disuadir a la agraviada para que no ponga en la denuncia en su contra; sin embargo, ella no aceptó sus disculpas y formalizó la acusación ante la Policía.