Transportistas realizan plantón frente a Indecopi por caso del ‘cártel de GNV’

Raul  Egusquiza

RaulEgusquizaG

14 Ene 2021 | 18:07 h
Ciudadanos afectados exigen respuestas. Foto: Raúl Egusquiza / URPI-GLR
Ciudadanos afectados exigen respuestas. Foto: Raúl Egusquiza / URPI-GLR

Exigen respuestas a días de cumplirse dos años de conocerse la presunta concertación del precio de gas natural vehicular por parte de 63 empresas y 29 funcionarios comercializadores.

Varios transportistas tomaron los exteriores de las oficinas del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) en San Borja, para alzar su voz de protesta y exigir respuestas por el caso de presunta concertación del precio del gas natural vehicular (GNV) de parte de 63 empresas y 29 funcionarios comercializadores.

El coordinador y dirigente del CGTP, Elmer Mercado, manifestó: “Las grandes empresas sancionadas están ejerciendo fuerte presión al interior del Indecopi para que se reduzca la multa, no queremos que se archive y quede impune la sanción. Además, queremos se nos indemnice por todo este tiempo que se nos ha perjudicado a los transportistas, a nuestras familias, es un abuso”.

El sobreprecio afectó directamente a los buses de transporte y taxistas, principales demandantes, ya que se impuso un incremento de precio de hasta 38% más por cada metro cubico. Es decir, que el gas natural vehicular pasó de costar S/ 0,60 a S/ 1,60. Esto recayó en los usuarios de transporte público, pues se vio plasmado en el incremento de los pasajes.

“Nos roban, los descubrimos y dejamos que nos sigan robando, es indignante. Mientras miles de taxistas perdieron sus vehículos porque no pudieron pagar los costosos créditos debido a que los comercializadores de GNV se pusieron de acuerdo para encarecer el precio, empresas como Primax siguen haciendo negocio como si nada. Al igual que Energigas, del señor Diego Gonzales Posada, quien maneja la compañía más multada del cártel, que sigue estafando y debe fuertes sumas a sus trabajadores y proveedores. Eso es una burla para cualquier peruano”, enfatizó el dirigente.

Como resultado, la sanción impuesta por Indecopi asciende a 450 millones de soles por las evidencias obtenidas durante la investigación que determinó que, el también conocido como ‘cártel del GNV’, operó de manera secreta entre los años 2011 y 2015, y efectuó coordinaciones entre funcionarios y empleados de las diversas estaciones de servicios con el fin de acordar el precio que cobrarían o los incrementos que realizarían.