Nuevas restricciones en regiones del sur para contener la pandemia

LR Sur

larepublica_pe

14 Ene 2021 | 6:31 h
El presidente Francisco Sagasti detalló que el comportamiento de la pandemia es heterogéneo en las regiones. Foto: Difusión
El presidente Francisco Sagasti detalló que el comportamiento de la pandemia es heterogéneo en las regiones. Foto: Difusión

Alerta alta y muy alta. En ese nivel de alerta se encuentran Tacna, Arequipa, Moquegua, Puno, Cusco, etc. Gobierno anuncia nuevos horarios en toque de queda, restricciones peatonales, vehiculares los domingos, además un control de aforos en locales públicos. El objetivo es aplanar la curva ascendente de infectados.

El Perú ya está en una segunda ola. Por ello, el gobierno anunció ayer medidas que regirán del 15 al 31 de enero para detener el aumento de contagiados con la COVID-19.

Durante la conferencia de prensa, el presidente Francisco Sagasti señaló que, para adoptar medidas, no se trató al país como un ’'todo’', pues el comportamiento de la pandemia es heterogéneo con regiones que tienen indicadores distintos. En ese sentido se estableció tres niveles de alerta: moderada, alta y muy alta. De acuerdo a la gravedad de cada nivel habrá horarios en el toque de queda, la inmovilización de vehículos y peatones los domingos, la reducción de aforos a locales públicos. La prohibición de acceso a las playas se mantendrá hasta el 31 de este mes.

Sobre los vuelos, el Gobierno dijo que toda persona que ingrese al país y cumpla con la cuarentena obligatoria, podrá realizarse una nueva prueba el sexto día del confinamiento.

La mayoría de regiones del sur tiene un nivel de alerta alta. Además de Lima metropolitana para Arequipa, Apurímac, Cusco, Madre de Dios, Moquegua y Puno se decretaron medidas concretas. Ahí no circularán los vehículos particulares los domingos. El toque de queda arranca desde las 21.00 hrs hasta las 04:00 hrs.

Tacna fue incluida en el grupo de alerta muy alta. En la ciudad fronteriza el toque de queda rige desde las 19:00 hrs hasta las 04:00 horas.

El presidente Sagasti comentó que existe un nivel de alerta extremo, que implica una situación similar a la de junio y julio del año pasado. Sin embargo, esa bala de oro se utilizará cuando el colapso del sistema sanitario lo obligue.

Quien vive o muere

La situación de cada región es particular. Preocupa Tacna, otrora ejemplo de lucha contra la pandemia. Ahora está en una etapa dura. Los médicos deciden quien vive o muere. El hospital Unanue tiene sus 12 camas UCI ocupadas y hay pacientes en espera. “Los médicos tienen que hacer una selección de acuerdo a criterios de recuperabilidad”, admitió Edgar Condori su director. Las familias critican esta “selección”. Se habilitarían 4 UCI más esta semana. Sobre la ocupación de espacios hospitalización se triplicó (88) y en UCI se cuadruplicó (31).

En 2020 el Gobierno calificó a Tacna de un ejemplo. Sus cifras no fueron graves comparadas a otras regiones. Se instalaron 4 plantas y se construyó un hospital COVID-19, pero no funciona. ¿Qué pasó en la región para ser considerada de muy alto riesgo? “Es un tema de comportamiento.

Exceso de confianza en octubre, noviembre y diciembre. Eso conllevó a que los indicadores se eleven “, indicó el director regional de Salud y jefe del Comando COVID-19, Oscar Galdós.

Isaac Chili, presidente de la Ajuc Zotac (zona comercial), aseveró que en Nochebuena no se respetaron medidas de prevención. Incluso comerciantes formales e informales ocuparon la Av. Coronel Mendoza. Confía que con las últimas restricciones estos errores se corrijan y en adelante el sector comercial, cumpla horarios y aforos. Ayer fallecieron dos pacientes por COVID en la calle por falta de atención.

Arequipa y cánulas

Todo relacionado al COVID-19 está en ascenso en Arequipa. La última semana (del 6 al 12 de enero) tuvo un incremento de 853 positivos en relación a la anterior. Esto originó que la positividad suba de 5.7% a 6.7%; que aumenten las muertes y la hospitalización (11%). “Por el comportamiento no se ve como una segunda ola, pero sí un rebrote”, es la lectura de Percy Miranda, presidente del Comando COVID-19. Aunque el galeno precisó que en un contexto nacional, la región también “estaría ingresando” a esta nueva curva.

El plan para evitar el colapso es la prevención. Invocó a que se haga cumplir el uso de la careta facial en el transporte público. Si uno presenta síntomas, recordó que hay 32 establecimientos de primer nivel para diagnosticar y dar tratamiento. Informó que se entrega bajo receta ivermectina para no agravar. “El antiparasitario no previene la enfermedad”, subrayó. La Gerencia Regional de Salud, acordó que equipos de intervención integral, serán reforzados con personal CAS. Además una unidad móvil con servicio de Rayos X acudirá a los centros de salud para detectar afecciones pulmonares. También se anunció monitoreo diario, con el fin de evitar que los pacientes agraven.

Para los infectados severos, el hospital Honorio Delgado Espinoza, implementó una unidad de terapia con 10 cánulas de alto flujo. Esto evitaría que lleguen a una UCI. El director del nosocomio, Richard Hernández, indicó que 10 pacientes utilizan estos dispositivos. Se conectan a un casco y por una manguera reciben el oxígeno. El flujo es de 30 a 60 litros por minuto, “obligando” a la persona a respirar. Con la alta presión, el oxígeno ingresa al pulmón.

Los médicos solicitan 10 cánulas más. La dirección evalúa el pedido ya que cada cánula cuesta 2 mil dólares. La estrategia está mitigando la necesidad de ventiladores, pues en el hospital los 18 disponibles (10 en UCI y 8 en Trauma Shock) están ocupados. Hay dos más que se pueden implementar. En tanto 110 de las 350 camas hospitalarias están ocupadas. Hernández señaló que reservarán 50 para pacientes de otras especialidades.

Ratificó que tienen entre 6 a 8 ventiladores que no se están usando, pues son equipos de retén ante el desperfecto que alguno.

Sobre las, obras que ejecuta el Gobierno Regional de Arequipa, el sábado se entregaría el segundo piso, mientras que en la sala de operaciones faltan detalles. Todos los trabajos culminarían a fin de mes, como en la antigua emergencia, la que faltará equipar.

Alza de muertes en Cusco

Cusco ya registra un rebrote. La última semana, los contagios aumentaron casi en 30%. La positividad pasó de 15 a 27%, según el gerente regional de Salud, Juan Spelucín. De igual manera las defunciones están en alza: se reportaron 24 decesos en una semana. En una anterior solo hubo 9 fallecimientos.

La capacidad de los hospitales para pacientes críticos está a punto de llegar a su tope.

El reporte de la Gerencia Regional de Salud precisa que quedan 3 camas UCI disponibles de las 23 existentes en la región, y de las 312 camas de los hospitales, 120 ya están ocupadas. No obstante, el Comando COVID-19 precisó que este nosocomio tiene equipos para poner en funcionamiento otras 32 camas para pacientes críticos.

El jefe del Área COVID-19, Enrique Arana, dijo que es cierto se pueden habilitar más camas UCI, pero falta de personal para que funcionen.

“Medidas tibias y temerosas”

El decano del Colegio Médico de Arequipa, Javier Gutiérrez, señaló que es la primera vez que se establece un tablero de mando que permita monitorear la situación de salud a nivel del Perú. Se espera que este jueves, se publique el indicador específico para hacer una evaluación.

Cuestionó que las medidas sean tibias, temerosas, sin mano dura. “Si uno revisa entre las regiones en riesgo leve y muy alto, hay muy poca diferencia. Es un error de manejo, pensando más en la situación económica que en la sanitaria”, comentó Gutiérrez.

El médico hizo hincapié en que se debería hacer una evaluación cada semana y no cada quince días. El decano expresó que debería haber medidas más severas para las regiones con mayor riesgo, y no solo disponer restricción los domingos, también sábados y feriados.

Nuevas restricciones en el sur.