Policía evitó estafas por 477 mil soles en Arequipa

Abad Ventura

AbadVeca

11 Ene 2021 | 6:17 h
Modalidad. Delincuentes usan redes sociales y teléfonos públicos para engañar a la población de Arequipa.
Modalidad. Delincuentes usan redes sociales y teléfonos públicos para engañar a la población de Arequipa.

Modalidades. En la pandemia, los delincuentes ofertaron desde alimentos y balones de oxígeno solo con la finalidad de lucrar y aprovecharse del dolor y desesperación de la población.

Una de los delitos que más se cometió en esta pandemia, son las estafas. Los ladrones hicieron de las suyas mediante la venta de alimentos, mascarillas, balones de oxígeno, y otros. También regresaron las modalidades del “familiar detenido” y la venta de vehículos por empresas mineras o entidades estatales.

De las más de 320 denuncias por estafa, se frustró que estas bandas se apoderen de 477 mil 706 mil soles. Sin embargo, no pudieron evitar engaños en una cantidad similar.

Entre los que tuvieron un “final feliz”, se encuentra el caso de los empresarios Rigoberto C. V. y su esposa Liz S. C. que, gracias a la Policía recuperaron 222 mil soles y 17 mil dólares. Rigoberto encontró en redes sociales que a través de la página “Sunat Informa”, se estaba ofertando vehículos por remate. Entonces, decidió convencer a su esposa de comprar las unidades. Se pusieron en contacto con los ladrones y les hicieron un depósito de 17 mil dólares y luego los 222 mil soles. Pasaron los minutos y nadie los contactaba para coordinar la entrega de documentos ni vehículos. Fue cuando acudieron a Estafas de la Divincri, y se descubrió que la fan page era falsa.

La Policía acudió al banco y en coordinación con la Fiscalía congelaron la transacción. Otras cinco personas que también cayeron en esta modalidad de estafa, perdieron entre todos más de 15 mil soles.

Con la desesperación

Entre las víctimas también de esta pandemia, están los adultos mayores. Ocho ancianos cayeron en la estafa del “familiar detenido” y perdieron los ahorros de toda su vida. Es el caso de Teresa C.P. (72), que el 13 de diciembre recibió una llamada a su teléfono fijo. En ella le dijeron que su hijo había matado a una persona y estaba detenido.

El ladrón dijo que era un mayor de la Policía. Le pidió depositar 30 mil soles para que su hijo quede libre. En su desesperación, la mujer hizo transacción.

Dos horas después recién se contactó con su hijo que le hizo ver la estafa. Acudieron ante la Policía y al banco, donde les informaron que el dinero ya había sido retirado en Piura.

Diferente fue la historia de Ambrosio T. R. (90). El anciano depositó más de 30 mil soles para salvar a su hijo de la cárcel. A las horas su hijo llego y se dieron cuenta del engaño.

Acudieron a la Policía que coordinó con el banco y se congeló la cuenta. Para la suerte de la víctima el dinero no fue retirado. Así como Ambrosio, otros tres ancianos pudieron recuperar su dinero y otros no.

Falsas empresas

El punto más crítico en Arequipa por el coronavirus, fueron los meses de julio y agosto. En esos meses se cometieron decenas de estafas bajo la falsa venta de “balones de oxígeno”. Una parte denunció ante la Policía y otro porcentaje lo hizo por redes.

Uno de los casos es de Edith Guerrero. Junto a su familia buscaban ofertas de balones oxígeno y hallaron en Facebook a la “Empresa Gappers Soluciones”, donde ofertaban los tanques más manómetros y otros instrumentos, a precios módicos.

Ante ello los contactaron y llegaron a conversar por teléfono con un hombre que dijo llamarse Sergio Mondragón. La empresaria cerró la compra de 32 tanques por 112 mil soles.

Tarde se dieron cuenta de la estafa y el dinero nunca más se recuperó. Semanas después, agentes de Estafas de Lima desbarataron a ‘Los Miserables de la Pandemia’, a quienes se les acusó de clonar páginas de empresas reales y estafar con ayuda de las redes sociales. La policía señaló que la organización estaba liderada por Rafael Palomino, un reo del penal de Socabaya (Arequipa). Este recibía las llamadas en el mismo penal.