Devida invirtió más de 173 millones de soles en desarrollo alternativo en 2020

Elizabeth Prado

Eli_PradoD

09 Ene 2021 | 14:29 h
Esta inversión ayudará a cientos de familias en las regiones de la Sierra y Selva. Foto: difusión
Esta inversión ayudará a cientos de familias en las regiones de la Sierra y Selva. Foto: difusión

La inversión ha beneficiado a 58.222 familias en las regiones de Ayacucho, Cusco, Junín, Ucayali, San Martín, Huánuco, Pasco, Loreto y Puno.

En el marco del Programa Presupuestal de Desarrollo Alternativo Integral y Sostenible (Pirdais), la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) ha invertido un total de S/ 173.500.148,58, en beneficio de 58.222 familias en las regiones de Ayacucho, Cusco, Junín, Ucayali, San Martín, Huánuco, Pasco, Loreto y Puno.

Este avance representó un total de 46.503,42 hectáreas asistidas, lo que ha permitido ampliar la oferta de productos del desarrollo alternativo como el café, cacao, plátano, piña, palta, cítricos, frijol, peces tropicales, entre otros.

Estos recursos facilitaron el trabajo con 242 organizaciones de productores que pudieron acceder a los mercados, mediante la asociatividad, para fortalecer su capacidad de negociación y venta. Asimismo, fortalecieron la gestión comunal de 386 organizaciones.

De igual forma, la intervención de Devida ha contribuido con la instalación de 1.320 módulos acuícolas para la crianza de peces tropicales en las variedades de paco, trucha y gamitana. Además, se implementaron 200 módulos apícolas para la elaboración de miel.

También financió el mantenimiento de 437,46 kilómetros de camino vecinal, con el objetivo de conectar los centros de producción con los mercados locales, regionales y nacionales.

Devida, organismo público ejecutor, adscrito a la Presidencia del Consejo de Ministros, refirió que estas inversiones favorecieron la reactivación económica local y ayudaron a fortalecer la seguridad alimentaria en las diferentes zonas donde interviene.

Señaló que mantiene su compromiso de continuar impulsando la consolidación de sus economías para que más familias se mantengan en la senda del desarrollo económico y social del país; alejándolas de las actividades ilícitas vinculadas al cultivo de la hoja de coca y al consumo de drogas.