ALERTA - Presidente Sagasti recibirá segunda dosis de vacuna contra la COVID-19 este martes

Eduardo Ticona: “Las personas vacunadas tendrán que seguir protegiéndose”

Sociedad LR

larepublica_pe

06 Ene 2021 | 17:18 h
Conservación de vacunas de Sinopharm no requerirán de un gran sistema de refrigeración, según entendidos. Foto: John Reyes / La República
Conservación de vacunas de Sinopharm no requerirán de un gran sistema de refrigeración, según entendidos. Foto: John Reyes / La República

El encargado de los ensayos clínicos de Sinopharm en la UNMSM dio mayores detalles del primer lote de vacunas que llegara al Perú. El infectólogo Eduardo Gotuzzo también saludo adquisición del Gobierno.

Luego de que el presidente Francisco Sagasti anunciara la compra del primer lote de vacunas contra la COVID-19, médicos peruanos mostraron su satisfacción y dijeron que es un primer paso en la lucha contra la pandemia.

Según el jefe de Estado, hay un acuerdo con la farmacéutica china Sinopharm para la adquisición de 38 millones de dosis y ya suscribieron una carta de compromiso para recibir el primer millón en enero de este año.

Por su parte, Eduardo Ticona, encargado de los ensayos clínicos de Sinopharm en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, también destacó el contrato con el laboratorio y detalló que hasta el momento “la vacuna ha demostrado ser segura y eficiente”.

El científico mencionó que en el Perú aún no tienen los resultados de la eficacia del producto, pero a nivel internacional se estima que es un 79%.

“Es una vacuna que ha sido testeada en nuestro país en mayor proporción que otras y hasta el momento nos encontramos bastantes satisfechos porque, si bien es cierto que hay algunos efectos adversos que se presentan, en intensidad no son tan severos”, mencionó a Canal N.

El médico dijo que, a pesar de su aplicación, la población debe seguir cuidándose, ya que ninguna de ellas es 100% efectiva contra el SARS-CoV-2.

“Esta es una medida adicional para controlar este problema, aún las personas vacunadas tendrán que seguir protegiéndose y todos debemos continuar con las medidas de prevención”, manifestó.

Ticona mencionó que los efectos secundarios más comunes de su aplicación son: dolor de cabeza, malestar general en el primer y segunda día, inflamación en la zona que fue inyectada, dolores articulares o musculares, adormecimientos y cansancio. No obstante, aclaró que este tipo de eventos se presentan en la mayoría de candidatas desarrolladas contra la COVID-19.

Asimismo, señaló que el protocolo de la compañía sugiere la aplicación de dos dosis con 21 días de diferencia y que, si bien no es tiempo estricto, sería bueno cumplirlo para garantizar la eficacia del producto.

Ticona destacó que tanto las vacunas de Sinopharm y de Astrazeneca, que llegarían en setiembre, se conservan entre los 2° y 8°. Por lo tanto, no requieren de un gran sistema de refrigeración como las de Pfizer.

De hecho, indicó que su sistema de conservación es similar a las dosis que se manejan en el actual Programa Nacional de Vacunación, por lo que se entiende que el personal dedicado a esta labor está capacitado para su manipulación.

Más dosis para población vulnerable

Por su parte, el infectólogo Eduardo Gotuzzo indicó que el cierre del contrato es un buen avance, pero dijo que es necesario que el Gobierno sea claro en el tema de las fechas.

Además, el especialista recordó que las primeras dosis se destinarán a los trabajadores de primera línea, como personal de salud, policías, militares y bomberos. En tal sentido, señaló que es importante traer más unidades para los adultos mayores y personas con comorbolidades.

“Siempre es una buena noticia que vamos a disponer de vacunas y ojalá se pueda conseguir un lote cada vez mayor para inmunizar a la población de más alto riesgo”, declaró en entrevista con canal N.

Gotuzzo hizo hincapié en la población vulnerable, ya que recordó que ellos son los más propensos a desarrollar una enfermedad grave, pero si son vacunados, hay más posibilidad de reducir las hospitalizaciones y la mortalidad.