¿Cómo terminó una pistola incautada por la Policía en manos de delincuentes en Puno?

Arma que sirvió para matar a un policía le fue decomisada a un suboficial el 2016, pero -al parecer- ni los agentes de la Seprove Juliaca ni la Fiscalía la internaron en la Sucamec Puno.

Por disposición de la Fiscalía se inició la investigación para identificar a responsables del arma. Foto: La República
Por disposición de la Fiscalía se inició la investigación para identificar a responsables del arma. Foto: La República
LR Puno

Serios cuestionamientos. Una pistola marca Glock con n.° UAF-281, que sirvió para matar a un suboficial PNP el 1 de enero de este 2021, cuatro años y medio atrás le fue incautada a otro policía por detectives de la Sección de Protección Vehicular - Seprove Juliaca por disposición del Ministerio Público.

El homicidio calificado en contra del suboficial de primera PNP Marcial Huanacuni Espillico perpetrado por una banda de delincuentes en La Rinconada, en medio de un tiroteo, ha puesto al descubierto el presunto proceso irregular en la incautación de una pistola.

Lo cierto es que el arma homicida es de propiedad del suboficial PNP Julio Mondragón Zamora, la cual le fue incautada por agentes de la Seprove y la Fiscalía de Juliaca en julio del 2016, en el marco de una investigación que le siguen a Mondragón por presunto hurto agravado. Este proceso sigue abierto.

Luego de 10 meses de ser incautada, recién el entonces jefe de la Seprove Juliaca, mayor PNP Siler Mendoza, le informaba al fiscal Rolando Sucari, que la pistola de Mondragón fue internada en la Sucamec, como consta en el oficio 131-2017.

De acuerdo a la jefa de la Sucamec Puno, Lismaida Vilca Zela, el arma de fuego nunca ingresó a sus instalaciones y mucho menos existe un documento de la Policía o el Ministerio Público que lo acredite. La funcionaria detalló que es imposible que ello haya sucedido porque su entidad cuenta con un registro digital que esta adscrito a un sistema informático.

La República se trasladó hasta la Seprove Juliaca y el personal especializado de esta unidad informó que no existen archivos de los documentos respecto al trámite de internamiento para poder cotejar la originalidad de la supuesta recepción de la pistola en la Sucamec.

Ahora la Segunda Fiscalía Penal de Juliaca remitió el caso a la entidad penal de turno para que investigue la sustracción de la pistola.