Fuertes lluvias inundan calles y avenidas de Juliaca en Puno

Liubomir Fernández

LiubomirFF

La Republica
Problema. Agua se empoza en Juliaca por falta de drenaje.

La zona más afectada es la avenida San Jorge a la salida norte de la ciudad calcetera. Ahí el agua ingresó a los domicilios. Los vecinos tuvieron que hacer uso de motobombas para sacar el agua.

Al menos diez barrios de la ciudad de Juliaca, se inundaron. El panorama es consecuencia de las fuertes precipitaciones pluviales que se registran en todo el altiplano desde hace dos semanas.

El agua de lluvia alcanzó los 20 centímetros de altura. Literalmente las vías quedaron intransitables para los peatones porque a la par reventaron los buzones de desagüe convirtiéndose en un foco infeccioso. La única forma de tránsito fue desplazándose en moto taxis o vehículos. El problema es al bajar porque inevitablemente hay que ingresar al agua para ingresar a las casas.

La zona más afectada es la avenida San Jorge a la salida norte de la ciudad calcetera. Ahí el agua ingresó a los domicilios. Los vecinos tuvieron que hacer uso de motobombas para sacar el agua. En otros puntos los afectados tuvieron que mudarse del primer al segundo porque no había forma de extraer los lodos en horas de la noche.

El problema se registra cada año porque la ciudad no tiene un sistema de drenaje de agua pluvial. El municipio de Juliaca, años atrás, impulsó un proyecto para drenar el agua, pero a causa de la corrupción hasta ahora no se concreta la idea. Las lluvias continuarán en el altiplano.

Otro factor que juega contra los juliaqueños, es que la ciudad está asentada en una planicie e inevitablemente durante periodo de lluvia entre enero y abril, el agua se empoza. La situación es crítica donde no hay drenaje.

“Esto es de todos los años. No sé hasta cuántos vamos a vivir así. Siempre que hay lluvias tenemos que caminar en medio de agua, que se mezcla con los desagües. Lo peor es que nadie hace nada. Esto es preocupante porque atenta contra nuestra propia salud”, se quejó a través de una radio local Clorinda Flores de Arce, pobladores del jirón Villa Mar.

El panorama es similar en el sector de Chilla. Ahí, ocho lagunas de oxidación de Juliaca colapsaron a causa de las fuertes lluvias registradas en la región de Puno. Esto ocasionó que varias hectáreas de terreno eriazo se inunden con agua de desagüe. Los moradores expresaron su malestar no solo por el hedor hediondo en el ambiente, sino por la presencia de heces fecales.

El colapso se generó hace dos semanas. Pero el impacto fue aún mayor porque las lluvias persisten y cada segundo se expande aguas servidas en el medio ambiente. El gerente general de Seda Juliaca, Manuel Zevallos Aroni, reiteró que sí o sí bombearán las aguas a su cauce natural porque es un foco infeccioso. Precisó que aún que las precipitaciones juegan en su contra tomarán medidas.