Ayacucho: estudiante de Biología investiga algas andinas para combatir la anemia

Marco Antonio Borda Lizarbe, alumno de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga, dirige un proyecto para brindar ayuda a los niños.

El ganador de la Beca Permanencia de Pronabec continúa investigando a más detalle esta planta. Foto: Andina
El ganador de la Beca Permanencia de Pronabec continúa investigando a más detalle esta planta. Foto: Andina
Sociedad LR

Marco Antonio Borda Lizarbe, actual estudiante de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (UNSCH), se encuentra investigando un tipo de alga con alto contenido en hierro que podría ayudar a combatir la anemia infantil. De acuerdo a sus investigaciones previas, este tipo de planta solo crece en las gélidas lagunas altoandinas.

El alumno mencionó en Andina que conoció la cruda realidad de la anemia en el año 2018 cuando visitaba pequeños pueblos en las alturas de Chula, en Huanta. “Encontré un pueblito de puros niños, que hablaban quechua. Sus padres se iban al campo a trabajar y ellos se quedaban en sus casas”, indicó.

Estos niños tenían síntomas de la anemia, ya que presentaban palidez en su piel y heridas en sus mejillas. Borda Lizarbe ayudó a los menores de edad a recuperarse, y en ese proceso, encontró a la cianobacteria Nostoc sphaericum, más conocida como Lullucha, Murmunta o uvas de río por la población de esa localidad.

Según sus investigaciones, mientras en 100 miligramos de carne hay 10 mg de hierro (Fe); en 100 miligramos de Nostoc, existe 83 mg. Con ello, esto sería más beneficioso, por lo que ha decidido armar un invernadero para criar estas algas. “En Puno, según he leído en artículos publicados sobre el mismo género de cianobacterias en revistas científicas en internet, crecen del tamaño de una naranja y hasta un melón”, manifestó.

“Queremos investigar con una visión de futuro. Va a llegar un momento en que el suelo no va a producir por estar contaminado y la gente va a depender de la alimentación de microorganismos como las algas o cianobacterias, como el Nostoc”, agregó.

Cianobacteria Nostoc sphaericum. Foto: Andina

Por este proyecto, el estudiante pudo contactar a la Universidad de Sopron, en Hungría; sin embargo, no pudo recibir muchas clases debido a la actual pandemia. Por el momento, el joven junto a su otro compañero de Biología han diseñado un plan de triple impacto bajo el nombre “Proyecto Sachay” para darle viabilidad económica a la investigación, la misma que seguirá desarrollándose durante todo el 2021 para que logren ayudar a cientos de niños.