Contraloría cuestiona bono de S/ 1.700 que cobraron trabajadores en Arequipa

Wilder Pari

La Republica
Informe de contraloría. Trabajadores de Gerencia de Trabajo de Arequipa recibieron beneficio en 2019, así lo dispusieron sus jefaturas. Foto: La República.

Gerencia de trabajo Arequipa. Además de su sueldo servidores y funcionarios recibían adicional en sueldos como “bono de alimentación”. Para la Contraloría pago es indebido.

La Contraloría General de la República ha puesto en la mira las negociaciones colectivas de los sindicatos estatales, que consiguen dinero por conceptos de alimentos. Para la entidad de control, estos aportes contravienen las leyes de presupuesto y ya determinó responsabilidades civiles administrativas y civiles en funcionarios.

Un hecho recientemente observado por Contraloría, fue el bono por alimentación que benefició a funcionarios y empleados de la Gerencia Regional de Trabajo durante el periodo 2019. Por medio de una negociación colectiva, los trabajadores consiguieron un adicional de S/ 1700 al mes. Para Contraloría, al ser ilegal, se generó un perjuicio S/ 774 523 al Estado. Otra irregularidad para el ente de control, es que el beneficio alcanzó a los funcionarios, cuando los acuerdos de pactos colectivos deben cubrir a los sindicalizados. Más no a personal de confianza.

El exsecretario de la Gerencia Regional de Trabajo, Jorge Corrales, discrepa del informe y señala que estas negociaciones colectivas se realizaron mediante un comité, que cuenta con informes legales. Sostiene que estos apoyos ayudan a mejorar el ingreso mensual de los trabajadores estatales, que considera exiguos. Refiere que hay servidores del régimen 276, que ganan un básico de S/ 600.

Corrales añade que la limitación al aporte económico por alimentos, recién podría darse desde el 2020, luego que se publicó del Decreto de Urgencia 014, que estableció nuevos límites a la negociación colectiva. Por ejemplo, dispuso que cualquier aporte económico, debe contar con el visto bueno del Ministerio de Economía y Finanzas.

Las leyes presupuestarias de los últimos años han puesto candados a los incrementos económicos mediante negociación colectiva, indicando que no pueden negociarse bonificaciones. Una salida legal de los sindicatos, fue colocar a los vales de comida o de pasajes como una condición de trabajo, al nivel de los equipos de seguridad. Para Contraloría, no hay justificación.

Piden derogar limitante

El DU 014 que regula las negociaciones colectivas, fue motivo de marchas y protestas antes de la pandemia. La norma formó parte de los decretos emitidos por Martín Vizcarra mientras no hubo Congreso. El nuevo parlamento derogó el decreto, sin embargo, su proyecto de ley ha sido observado por el Ejecutivo. Servir también emitió una opinión en contra de la derogación. Para el secretario de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), José Luis Chapa, los beneficios conseguidos, mediante negociación colectiva en los últimos años, podrían eliminarse con el DU 014. Los trabajadores piden que el Congreso apruebe la derogatoria por insistencia, caso contrario se prepara una jornada de protesta para la segunda semana de enero.

Trabajadores defienden sus negociaciones colectivas

No es la primera vez que la Contraloría observa a una entidad estatal por bonos. Por ejemplo, cuestionó que en la Gerencia Regional de Transportes, entre el 2015 y 2018, se haya entregado vales de alimentos por Fiestas Patrias y Navidad. El perjuicio llegó a S/ 593 892.

Para la secretaria del Sindicato de Trabajadores Nombrados del Gobierno Regional de Arequipa, María Esther Godoy, las negociaciones colectivas no deberían observarse mientras se solventen con recursos propios de la entidad. Añade que esto solo debe beneficiar a los trabajadores, no a funcionarios. Pidió a Contraloría centrarse en detectar hechos de corrupción.