Detienen a policía sospechoso de la desaparición de joven en Tacna

Liz Ferrer Rivera

LizFerrerRiver1

La Republica
Justicia. Colectivos de mujeres y ciudadanos protestaron ayer fuera de la sede policial donde está detenido el suboficial. Foto: Liz Ferrer.

Investigación. Judith Machaca (20) fue vista por última vez el 28 de noviembre. Uno de ellos fue el agente que laboraba en la central operativa de Investigación Criminal. El celular de la desaparecida fue localizado en casa de Santiago Paco Mamani.

La Policía Nacional detuvo la noche del viernes al joven suboficial Santiago Paco Mamani (24) como el principal sospechoso por la desaparición de Judith Machaca Cauna (20). Se halló en posesión de la cónyuge del policía, el celular de Judith, joven extraviada desde la noche del 28 de noviembre.

Los padres de Judith, Susana Cauna Dávila y Gabino Machaca Romero, presenciaron la madrugada de ayer, las diligencias que los agentes de Criminalística realizaron en la vivienda del policía, en el sector de Cecoavi (centro poblado Augusto B. Leguía).

Don Gabino relató que el policía confesó que el celular lo obtuvo tras reunirse con Judith la noche del 28. El suboficial relató que se vieron, discutieron y ella dejó su teléfono móvil, y que desde esa fecha, no supo más de ella. Según él, la dejó en el óvalo Callao (Cercado).

Los padres no creen en esa versión. Paco le dijo a la Policía que se reunió con Judith alrededor de las 19.00 horas. Las cámaras de vigilancia de la Municipalidad Provincial de Tacna captaron cuando la joven salió a las 20:15 horas de su centro de labores, una empresa de telefonía celular.

Además el suboficial confesó que le entregó el celular a su pareja, Diana Apaza Sayritupac (23), para que lo use. Fue gracias a este equipo, que Criminalística aplicó la geoubicación y dio con la vivienda del policía. Según el padre de Judith, en la diligencia el efectivo, se negó a dar la ubicación del auto que condujo la última vez que vio a su hija.

Por la tarde eso cambió. Finalmente se conoció la ubicación del vehículo el cual fue encontrado en un taller a espaldas de la clínica La Luz (Av. Manuel A. Odría). Tenía una falla en el motor, pues los policías debieron remolcarlo a la Central Operativa de Investigación Criminal, en el distrito de Gregorio Albarracín. Buscaron huellas o prendas de Judith.

Gabino Machaca se mostró indignado por el hallazgo del teléfono. Él afirmó que conoció al policía hoy detenido, en la Central Investigación Criminal porque labora en esa sede, en el primer piso, en el área de Secuestros. A diario el agente vio a los desesperados padres acudir allí, esperando novedades sobre su hija.

“Nos vio llorar. Nos vio preocupados y nunca nos dijo nada. Igual en las diligencias se portó frío y calculador. Nosotros solo queremos que diga la verdad. Tenemos la esperanza de ver con vida a nuestra hija. Cada hora que pasa, quizá estamos perdiendo la posibilidad de encontrarla viva”, dijo el afligido padre. La familia pidió a Javier Bueno Victoriano, jefe de la Macro Región Policial Tacna- Moquegua, iniciar la búsqueda con canes entrenados.

Vigilias y marchas por Judith

La familia, amigos, el colectivo Pan y Rosas, y la Multisectorial de Mujeres de Tacna, realizaron tres vigilias y marchas de sensibilización desde la desaparición de Judith Machaca.

Ayer los colectivos de mujeres protestaron en la sede de la Central Operativa de Investigación Criminal, exigiendo la celeridad y transparencia en las investigaciones.

La familia de Judith agradeció el apoyo de los colectivos y anunció que convocaría a una nueva marcha si el suboficial detenido se niega a colaborar con información sobre la joven.

En tanto, el enamorado de Judith negó, ante los medios de prensa, tener responsabilidad en la desaparición. Sí reconoció que discutieron una semana antes del 28 de noviembre, pero que lograron amistarse.