Surco: clausuran veterinaria sin licencia donde murió mascota

La comuna surcana constató que el negocio ofrecía servicios sin autorización. Además, carecía de protocolos y certificados de desinfección COVID-19.

Vecinos agradecieron el cierre del establecimiento. Foto: Municipalidad de Surco
Vecinos agradecieron el cierre del establecimiento. Foto: Municipalidad de Surco
Sociedad LR

Agentes de la Subgerencia de Fiscalización de la Municipalidad de Surco clausuraron una veterinaria donde falleció una mascota producto de una supuesta mala praxis.

El negocio intervenido fue Hospital Veterinario Animal, ubicado en la cuadra 43 de la avenida Tomás Marsano, en la urbanización Vista Alegre. Según información de la comuna, el establecimiento ofrecía cirugías, radiografías, ecografías y hasta quimioterapias; sin embargo, solo contaba con el permiso para funcionar como consultorio y efectuar baños a mascotas.

Asimismo, el permiso de inspección técnica de seguridad en edificaciones (ITSE) del local estaba en trámite. También carecía de protocolos y certificados de desinfección COVID-19.

Por su parte, uno de los administradores, José Zevallos, dijo que los tenía pero “no los encontraba e iba a pedir que los traigan”. Sin embargo, ello no ocurrió. Además de la clausura, el establecimiento fue multado económicamente con el 80 % de una UIT.

“El giro de este negocio es consultorio pero lo que el señor tiene adentro es una clínica. Hace operaciones de animales y para ello no tiene permiso. Lo que dijo es que los servicios que aparecen en su publicidad no lo efectúan acá sino en otro lugar”, contó Yovana Anaya, fiscalizadora de Surco.

Por su parte, un grupo de vecinos reclamó por la muerte de un can, que presuntamente habría perdido la vida por una negligencia de uno de los empleados de este negocio. Ellos agradecieron al municipio por cerrar este centro veterinario.

Cabe mencionar que toda persona que ataque o abandone a un animal, o que no le brinde la atención requerida, podría pasar hasta 150 días recluido. Asimismo, es considerada una persona inhabilitada para tener animales.