Ruth Shady denuncia inacción de la PNP ante invasión de Caral

Sociedad LR

larepublica_pe

Ruth Shady fue atacada con disparos en el 2002. Foto: La República
Ruth Shady fue atacada con disparos en el 2002. Foto: La República

La reconocida directora de la Zona Arqueológica Caral no contó con el apoyo necesario cuando fue a denunciar a la comisaría de Supe, según indicó.

Reconocida como una de las mujeres más influyentes del mundo por la BBC. Descubridora y guardiana del sitio arqueológico de Caral, Ruth Shady denuncia, una vez más, la indolencia de las autoridades para protegerla, pues es amenazada de muerte por invasores de terrenos que pretenden violar la intangibilidad de este Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Ante Cuarto Poder, la arqueóloga Ruth Shady reveló que cuando acudió a la comisaría de Supe a realizar una denuncia contra quienes amenazan con invadir Caral —ubicada en el valle de Supe, región Lima— solo recibió indiferencia por parte de la Policía Nacional.

“Cuando uno acude a ellos, lo primero que nos dicen es que no somos su prioridad, no es su prioridad proteger el patrimonio arqueológico en estos momentos. Eso nos ha dicho la Policía de Supe y, por tanto, no tenemos quien nos apoye”, señaló la investigadora.

Posteriormente denunció que los policías le dijeron que no tenían suficiente personal. “Y cuando fuimos con la fiscal, porque (los invasores) ya habían puesto unas casuchas para asentar la posesión, la Policía dijo que tenia que ver un accidente y no contaba con personal. Como que no quieren meterse en el tema”, añadió.

La doctora Shady está desprotegida desde hace unos tres años, pues durante ese tiempo no ha recibido resguardo policial.

“Cuando les hemos reclamado ahora que me están amenazando de muerte a mí y también al abogado con el cual hemos estado sacando a los invasores, han dicho que nos van a enterrar cinco metros bajo el suelo, y descaradamente por teléfono. Nosotros hemos acudido a la Fiscalia y contamos con su apoyo, y acudimos a la Policía, pero no contamos con ellos”, señaló.

Además, contó que en el 2002 sufrió un ataque con arma de fuego, fue herida y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. “Encontraron 20 casquillos de bala, su intención fue matarnos”, manifestó.

“Si a nosotros nos matan va a ser responsabilidad de las autoridades”, agregó.