EN VIVO - Barcelona vs. Sevilla: sigue minuto a minuto del partido por la jornada 25 de LaLiga

Intervienen a personas durante acto cultural en memoria de fallecidos en marchas

Sociedad LR

larepublica_pe

07 Dic 2020 | 7:44 h
Patrulleros de la comisaría El Progreso llegaron al lugar y se llevaron a tres personas por presuntas faltas contra el patrimonio. Foto: Raúl Tinco
Patrulleros de la comisaría El Progreso llegaron al lugar y se llevaron a tres personas por presuntas faltas contra el patrimonio. Foto: Raúl Tinco

Dirigente de organizaciones populares de Carabayllo denunció presuntas irregularidades en actuar policial y asegura que es un atentado contra la libertad de expresión.

Tres personas fueron llevadas a la Comisaría El Progreso, en Carabayllo, mientras participaban de un acto cultural que se realizó en homenaje a Inti Sotelo Camargo y Jack Bryan Pintado Sánchez, jóvenes que fueron asesinados en las protestas en el Centro de Lima, y Jorge Yener Muñoz, en el paro agrario.

El Frente de Organizaciones Populares para la Defensa y Desarrollo de Carabayllo (Foppodec) había convocado al evento para las 2.30 p. m. del domingo 6 de diciembre. Se realizarían varias actividades, como música y el pintado de un mural con los rostros de Inti Sotelo, Bryan Pintado y Jorge Muñoz.

Raúl Tinco Llallahui, presidente del Foppodec, contó a La República que desde antes del inicio de las actividades vieron rondar varios vehículos de forma sospechosa. Los ocupantes del auto, quienes estaban vestidos de civil, los observaban a cada momento.

Al poco tiempo llegó una patrulla de la Policía y primero solicitaron el permiso para realizar el evento en dicho lugar; sin embargo, no lo tenía en escrito. En tal sentido, lo sindicaron de hacer uso indebido de un área que no les pertenece.

Tinco explica que la losa deportiva donde se concentraron, en efecto, es un terreno que pertenece el Estado, pues está destinado a la ampliación de una posta médica que se ubica al lado. No obstante, niega haber tomado el lugar de forma imprevista y asegura que consiguió el permiso verbal del dirigente vecinal de la zona y del jefe del establecimiento de salud.

Asimismo, se intervino a un artista que asistió para pintar el mural con el rostro de los jóvenes fallecidos y a Herculano Calero, secretario general del cuarto sector de Carabayllo.

El presidente del Foppodec asegura que los mantuvieron hasta las 5.00 p. m. dentro de la dependencia policial y se habrían demoraron en hacer las diligencias a pesar de que ellos contaban con un abogado que los estaba asesorando. Finalmente, los liberaron, pero los han citado para declarar a la comisaría por la investigación que se le sigue por presuntas faltas contra el patrimonio-daños materiales.

Según la versión de Tinco, los policías consideraron como “daños materiales” lo poco que se pudo pintar del mural, ya que el artista no pudo terminarlo. Asimismo, manifiesta que los agentes los criticaron por pintar los rostros de personas a quienes, según declara, calificaron como “agitadores” y “terroristas” por participar en protestas sociales.

Considera que esto es un grave atentado a la libertad e expresión, ya que más temprano, otros miembros de la PNP impidieron a un grupo de jóvenes en San Martín de Porres pegar afiches en memoria de los asesinados en las marchas.

Anunció que a pesar de haber sido intervenido, él y el frente que lidera están organizando más actividades similares y ya han conseguido dos paredes privadas para poder hacer los murales que se frustraron por la intervención policial.