Comunidad de Cantagallo no reporta contagios de COVID-19

Según Alexandro Saco, director de Promoción de la Salud del Minsa, un cerco epidemiológico en dicha zona permitió controlar al coronavirus en una de las zonasmás afectadas por la pandemia.

Comunidad de Cantagallo mantiene las normas sanitarias para evitar contagios. Foto: La República
Comunidad de Cantagallo mantiene las normas sanitarias para evitar contagios. Foto: La República
Allisson  Mariños

Entre los meses de mayo y junio, en pleno auge de contagios por la COVID-19 en el país, la comunidad Shipibo-Conibo de Cantagallo tuvo una gran cantidad de infectados con el mortal virus, la cual llegó a alcanzar un índice de positividad del 70% y 3 fallecidos, cifras que encendieron las alarmas del Ministerio de Salud, quienes decidieron actuar inmediatamente.

En declaraciones para La República, Alexandro Saco, director de Promoción de la Salud del Minsa, señaló que esta entidad dispuso un cerco epidemiológico en la zona de Cantagallo con la finalidad de evitar que las personas entraran y salieran del lugar y propaguen la enfermedad.

“Ahí se puso en práctica el cerco comunitario epidemiológico y lo bueno fue que se tuvo el apoyo de las Fuerzas Armadas y Defensa Civil para entregar alimentos a la población durante un mes”, declaró.

Asimismo, indicó que la ventaja de dicha comunidad es que están todos agrupados en un solo lugar, lo que no sucede en otros distritos del país, donde, según Saco, se debió implementar hace muchísimo tiempo esta estrategia.

Por otro lado, el director de Promoción de la Salud explicó que en la actualidad Cantagallo no registra ningún caso de contagio, luego de tener un índice de positividad del 70%. Sin embargo, recalcó que los pobladores continúan con el cumplimiento de las medidas sanitarias correspondientes al hacer uso de sus mascarillas y protectores faciales, por lo que han podido retomar sus rutinas diarias.

“En el caso de que no haya habido nuevos casos de contagios es debido a que el índice de positividad fue demasiado alto y que han seguido las medidas de cuidado por parte de la comunidad”, señaló.

Finalmente, Saco acotó que no se puede afirmar una similitud entre la comunidad de Cantagallo y la ciudad de Iquitos, donde casi la mayoría de la población ya ha tenido la COVID-19, porque aún se realizan las investigaciones del caso.

“Es un proceso que se está investigando, hay demasiada rigurosidad en eso. Iquitos ha sido un caso que ha llamado la atención del mundo. Yo creo que en unos meses vamos a tener información sobre lo que pasó. Todavía no se podrían hacer comparaciones”, enfatizó.