Río Lurín: lanzan campaña para salvaguardar el último valle verde de la capital

Moisés La Rosa

17MoisesLaRosa

01 Dic 2020 | 20:00 h
La campaña para cuidar el río Lurín tiene como objetivo evitar la invasión de edificios inmobiliarios que perjudiquen el área natural. Foto: LR/Luis Centurión Gómez
La campaña para cuidar el río Lurín tiene como objetivo evitar la invasión de edificios inmobiliarios que perjudiquen el área natural. Foto: LR/Luis Centurión Gómez

Esta iniciativa busca proteger el río Lurín y zonas aledañas que se han visto amenazadas por la construcción de inmobiliarias que podrían afectar el área natural.

El río Lurín es otro de los caudales del Perú que se ha visto afectado por la contaminación ambiental. Ante esta situación se ha lanzado una campaña para salvaguardar su vida.

Este proyecto cobra importancia, ya que un impacto ambiental en el río Lurín podría afectar la vivencia de las comunidades aledañas y la naturaleza de los alrededores.

“Es importante cuidar este lugar, ya que es una zona de chacras. Se debe preservar la flora y la fauna y enseñar a las comunidades aledañas la razón de por qué mantener el caudal limpio, sano y saludable”, dijo Olenka Magallanes, miembro de Arena y Esteras para La República. Además, destacó la importancia de las aguas del río Lurín para las futuras generaciones.

Esta iniciativa fue impulsada por el grupo Red de Comunicadores por el Buen Vivir, Manthoc y Arena y Esteras, conformado por niños y jóvenes, llamada “Lurín, el río que aún da vida”. Magallanes explicó cómo es que iniciaron este trabajo en beneficio de uno de los ríos más importantes de Lima.

“Nosotros venimos trabajando en la (concientización de la) contaminación del agua desde marzo del año pasado debido a que como red venimos impulsando una actividad respecto al decálogo de las relaciones de convivencia con el agua. Por ello, iniciamos una actividad pública en el río Rímac. Luego, a partir de eso es que seguimos, investigamos espacios naturales en relación al agua e identificamos al río Lurín como una zona que está siendo afectada por la contaminación”.

Pese a que existe contaminación que amenaza el ecosistema de esta zona, Magallanes precisa que aún hay zonas donde la naturaleza sigue intacta y que el objetivo es cuidar la zona que aún mantiene vida silvestre.

“Vimos que este río todavía tiene una parte de esperanza, por así decirlo, y es como una forma de aportar a que este caudal pueda prevalecer su estado natural. Además, nos dimos con la sorpresa de que hay partes del ecosistemas con flora y fauna intacta. Y sería bonito preservar lo que hay”, precisó.

Por otro lado, la campaña del río Lurín consiste en brindar charlas, infografías y videos para que los ciudadanos sepan de la importancia de este caudal y todo el ecosistema que lo rodea. Asimismo, dar a conocer cuáles son las amenazas a que acechan a esta parte del medio ambiente.

“A través de los materiales, queremos sensibilizar y dar a conocer la importancia del río Lurín. Esto lo hemos iniciado por medio de las publicidades que hay en Facebook”, mencionó Olenka Magallanes.

¿Cuál es la amenaza actual que enfrenta el río Lurín?

Actualmente, el río Lurín se está viendo afectado por el boom de la construcción. Olenka Magallanes detalla que en los alrededores del caudal se podría presenciar el levantamiento de edificios o supermercados.

“El boom de la construcción busca tomar espacios naturales dentro de todo el distrito de Lurín, en Pachacamac y en los valles. El hecho de poner supermercados o centros comerciales va provocar que la población se vea perjudicada a un derecho fundamental que es el acceso al agua. Factores como el desmonte y la basura van a ir al caudal, y eso es algo que no queremos, ya que el río da vida”, expresó.

En medio de este contexto, los grupos que conforman la campaña, junto con la Municipalidad de Pachacamac, se amparan en la orden N.º 252-2020 para lograr el cuidado del río Lurín.

“La ordenanza municipal que está en el distrito de Pachacamac declara como interés distrital el sistema de la cuenca del río Lurín. Esto busca preservar el área natural como un patrimonio de paisaje. Y se enfoca en tres puntos: garantizar, recuperar y conservar esta zona a través de actividades entre la municipalidad y la sociedad civil”, sostuvo Magallanes.

Por último, la miembro de Arena y Esteras calificó este proyecto como un trabajo de largo plazo que busca lograr la protección total del río Lurín.

“Es un trabajo de largo aliento. No es fácil nombrar un lugar como patrimonio natural. Sería bonito contar con el río como un espacio natural y que sea la misma comunidad la que se beneficie. Es por eso que venimos haciendo el paso a paso. La ordenanza distrital es el primero de todos”.