EN VIVO - Pleno del Congreso debate inhabilitación del expresidente Martín Vizcarra

Cercado de Lima: comerciantes vendían licores adulterados

Sociedad LR

larepublica_pe

Los precios de los licores eran accesibles al público. Foto: captura ATV
Los precios de los licores eran accesibles al público. Foto: captura ATV

Se comprobó que un pisco de S/ 15 tenía rastros de alcohol metílico. Según la Digesa, una de las marcas que se vendía no contaba con registro sanitario vigente.

En mercados de San Martín de Porres y Cercado de Lima, los comerciantes vendían licores adulterados a precios módicos. De esta manera, se ponía en riesgo la salud de los consumidores.

ATV dio a conocer esta problemática tras visitar puestos donde se comercializaban bebidas alcohólicas. El equipo periodístico del canal compró botellas de vino y pisco para una investigación.

Tras un riguroso análisis por parte del especialista Alexander Palomino, se comprobó que el pisco adquirido en una licorería tenía rastros de alcohol metílico.

El jefe del laboratorio de la Universidad Roosevelt llegó a esta conclusión luego de que observara la reacción química de su muestra. “Si sale una llama color verde, significa que hay presencia de metanol”, indicó.

El pisco que se vendía en estos establecimientos no era caro, costaba apenas S/ 15. “El metanol es una sustancia tóxica que genera ceguera y daños hepáticos. La persona que la consume puede morir”, sostuvo el especialista.

En un puesto de la avenida Nicolás de Piérola, en el Cercado de Lima, los comerciantes también ofrecían estos productos adulterados. Tal es el caso de los vinos, cuyo precio generaba suspicacias. “La caja de 12 vinos cuesta S/ 65”, dijo la encargada del negocio.

A esta bebida también se le hizo el análisis respectivo. Según el especialista Palomino, el licor tenía presencia de cloruros, es decir, había sido elaborado con agua.

Una de las marcas que se compró fue Solari. Según la página web de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), la empresa de bebidas alcohólicas tenía el registro sanitario vencido.