Cámaras con sensores permitieron frustrar robo a residencias en La Molina

Sociedad LR

larepublica_pe

30 Nov 2020 | 23:31 h
Serenos llegaron hasta inmueble y encontraron a ladrones escondidos entre los árboles. Foto: captura de 24 horas
Serenos llegaron hasta inmueble y encontraron a ladrones escondidos entre los árboles. Foto: captura de 24 horas

Los hampones aprovecharon la madrugada para entrar a exclusivas viviendas, pero el sistema de seguridad de una de ellas los puso al descubierto.

Tres delincuentes fueron capturados luego de pretender robar al interior de una residencia en el distrito de La Molina. Los vecinos aseguran que no es la primera vez que son víctimas de este tipo de hechos.

A las 3.26 a. m., los sujetos llegaron hasta la calle Los Helechos y treparon por el muro de una de las viviendas. Una vez adentro, aprovechando que las casas están conectadas por un jardín, habrían entrado a varias de ellas para ver qué cosas llevarse, contó un propietario.

No obstante, al ingresar a una de las residencias fueron descubiertos por las cámaras de seguridad con sensor de movimiento instaladas allí.

La familia avisó de inmediato al Serenazgo, que llegó e intervino a dos sujetos vestidos con mamelucos negros, quienes intentaron esconderse entre los árboles.

Lazy loaded component

“Gracias a la pronta comunicación del vecino que permitió nuestra acción se frustró cualquier tipo de ilícito en ese inmueble”, destacó Jesús Rojas, gerente de Seguridad Ciudadana del distrito.

Asimismo, los serenos también retuvieron a un sujeto que merodeaba en la zona de forma sospechosa y sería cómplice de los dos hombres antes mencionados.

Los sujetos fueron conducidos a la Comisaría de Las Praderas, donde se les identificó como Julio César Barboza, Carlos Honores Vásquez y Piero Alonso Ojeda, informó 24 horas.

Uno de los vecinos aseguró que las residencias de la urbanización La Molina Vieja han sufrido robos bajo la misma modalidad anteriormente.

“Yo creo que son los mismos o es una banda, porque ingresan por la vivienda más vulnerable, que es la de mi vecino, que tiene el muro bajo. Ingresan a las 3.30 a. m., a la misma hora, porque los tenemos grabados, Parece que llevan somníferos, drogan a la gente y te van robando”, comentó.