SMP: falleció hombre que recibió impacto de bala perdida en operativo

Sociedad LR

larepublica_pe

19 Nov 2020 | 8:58 h
Los protocolos de intervención de la PNP han sido puestos nuevamente en en cuestionamiento. Foto: captura de Latina
Los protocolos de intervención de la PNP han sido puestos nuevamente en en cuestionamiento. Foto: captura de Latina

Después de un mes y medio, Juan Rondán Ramírez murió tras tener una bala en la cabeza. Familiares indicaron que la Policía nunca se hizo responsable del caso.

El pasado 29 de setiembre, una bala perdida le cayó a un trabajador de un taller textil cuando la PNP realizaba un operativo en el pasaje Bolívar, en San Martín de Porres. Luego de un mes y medio de lucha en el Hospital Loayza, el hombre identificado como Juan Rondán Ramírez murió tras las lesiones graves que ocasionó el objeto metálico en su cabeza.

La hermana de la víctima relató en América que Rondán Ramírez permaneció en el nosocomio luego del impacto de bala, pero ningún agente policial de la comisaría se hizo cargo de la operación o gastos que ocasionaron tras disparar a las viviendas.

“Un policía hizo un disparo aquel día y le alcanzó la bala en la cabeza. Por las puras hizo el disparo porque no capturaron a los delincuentes. Después del accidente, (los policías) no llamaron ni siquiera a una ambulancia, se escaparon. Hasta el día de hoy ni siquiera una condolencia, ni un sol”, indicó.

Asimismo, la mujer precisó que su hermano solo se encontraba trabajando en su taller cuando ingresó la bala al tercer piso de la casa. “Mi hermano estaba trabajando, yo quiero justicia, uno más, ya no. Que no se quede impune. Así como a esos dos jóvenes (Inti Sotelo y Jack Pintado) que los han asesinado (en las manifestaciones), a mi hermano también lo han asesinado”, mencionó.

Lazy loaded component

El medio de comunicación intentó comunicarse con agentes del sector, pero aún no obtuvo respuestas. En una entrevista pasada a ATV, los familiares ya habían denunciado que los policías no quisieron atender su denuncias. “Fui, pero no me han atendido y hasta el día de hoy (30 de setiembre) nada. Ni los comandantes, nada. No tenemos dinero, mi papá es una persona inocente. Se han lavado las manos y no tenemos noticias del policía que ejecutó este acto”, acotó.

En ese momento, también familiares declararon que la Policía no quiso ayudarlos ni para trasladarlo al nosocomio. “No me han querido apoyar, después de media hora, recién a reaccionado la Policía”, dijo.

LR PODCAST: escucha el informe matinal del 19 de noviembre del 2020