Empresas y derechos humanos: Un escenario complejo para América Latina

Sociedad LR

larepublica_pe

18 Nov 2020 | 19:00 h
Empresas y derechos humanos: Un escenario complejo para América Latina. (Foto: Marco Cotrina)
Empresas y derechos humanos: Un escenario complejo para América Latina. (Foto: Marco Cotrina)

En este escenario de pandemia aproximadamente tres millones de personas fueron despedidos de sus puestos de trabajo pese a que en algunos casos sus empleadores accedieron a créditos estatales para evitar los despidos.

La pandemia por la COVID-19 ha golpeado fuertemente la economía de nuestro país, siendo los más afectados los trabajadores que han perdido sus puestos a pesar que sus empleadores accedieron a créditos estatales como Reactiva Perú para evitar precisamente despidos masivos. Al respecto, el Perú se ha comprometido y se encuentra desarrollando un Plan Nacional de Acción (PNA) con el fin de terminar y prevenir las violaciones de los derechos humanos en el contexto empresarial.

En la actualidad, 24 países publicaron su PNA, entre los que se encuentran Colombia y Chile. Asimismo, veintitrés están en proceso de desarrollar un Plan Nacional de Acción o que se han comprometido a hacer uno, entre ellos, se encuentra el Perú.

Al tercer trimestre del año, el número de puestos de trabajo que fueron víctimas de la pandemia y que están pendientes de recuperación sumó alrededor de 3 millones. De estos, según un reporte de Phase Consultores, 1,25 millones corresponden a Lima Metropolitana, y la diferencia (1,75 millones), al resto del país. Los sectores más afectados son comercio y servicios que concentran el 80% del total de puestos de trabajo perdidos.

El Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas, del que Perú forma parte, alienta encarecidamente a todos los Estados a desarrollar, promulgar y actualizar un plan de acción nacional sobre empresas y derechos humanos como parte de la responsabilidad del Estado para difundir e implementar los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos, haciendo hincapié en proteger “a las víctimas de las violaciones de derechos humanos en el contexto empresarial como lo son las mujeres, niños, pueblos indígenas, los trabajadores migratorios y sus familias, las personas con discapacidad, las minorías étnicas y los defensores de los derechos humanos”.

PANORAMA LOCAL

En el caso peruano, el Plan Nacional de Derechos Humanos 2018-2021, aprobado en enero de 2018 a través del Decreto Supremo N.º 002-2018-JUS. Por primera vez incorpora un lineamiento dirigido a la implementación progresiva de estándares internacionales sobre la relación entre empresas y derechos humanos, específicamente, los Principios Rectores de la Organización de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos (Proteger, Respetar y Remediar). Para alcanzarlo, se propuso para el 2018 la formulación de un diagnóstico y una línea de base que permitan la construcción de un Plan Nacional de Acción en Empresas y Derechos Humanos del Perú (PNA Perú).

“Actualmente, nos encontramos en una etapa de evaluación de los diagnósticos elaborados. En esta etapa distintos/as representantes de organizaciones indígenas, sociedad civil, sindicatos, gremios empresariales, asociaciones de derechos humanos, entre otros, tienen la posibilidad de trasladar sus preocupaciones y aportes con relación a los contenidos de los diagnósticos”, comentó Claudia Zuñiga, especialista de la organización Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR).

No obstante, la especialista advierte que si bien la pandemia ha dificultado el trabajo de evaluación, ahora más aún por la situación de crisis política, económica y social que actualmente afecta a nuestro país, el Perú, la cual se refleja en las constantes protestas sociales ejercidas por una ciudadanía activa y cansada de los escándalos de corrupción, el autoritarismo, los pactos entre grupos políticos a espaldas del interés nacional y vulnerando los derechos humanos de los ciudadanos peruanos, a lo que se suma que algunas entidades representantes de las empresas han solicitado distintos aplazamientos en cuanto a las fechas de evaluación de los diagnósticos y esto termina retrasando aún más el proceso de elaboración del PNA Perú.

Al respecto, se realizará mañana un Webinar denominado “Empresas y derechos humanos: Un escenario complejo para América Latina”, el cual iniciará a las 9:00 a.m. donde se discutirán las metodologías que se pueden aplicar sobre la Conducta Empresarial Responsable en la región durante la reactivación de la economía y Prácticas Empresariales de los derechos humanos en el contexto del COVID-19. Asimismo, prevalecer los Derechos Humanos, Derechos laborales y Derechos de los Pueblos indígenas relacionados con las empresas y finalmente identificar los retos que se tendrían en los próximos 10 años de los principios Rectores.

Este foro regional se presenta en el momento en que los gremios empresariales están reunidos en la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) que tiene alcance nacional y que es un espacio donde plantean su horizonte programático hacia el 2021, el cual han denominado: “un nuevo comienzo”.

La especialista de DAR, menciona que este evento no ha sido suspendido a pesar de la coyuntura política y tampoco han convocado a la integración de representantes de la sociedad civil, sindicatos, pueblos indígenas. Asimismo, coincide con el desarrollo del 9º Foro Anual de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos que se está desarrollando desde el 16 al 18 de noviembre, donde se han presentado informes sobre prevención de conflictos, el papel que desempeñan los principios rectores en la paz y seguridad, las tendencias regionales y diálogos en América Latina, el Caribe y del grupo de Europa occidental, lo cual está enmarcado en una agenda global que busca la implementación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos.