“Voy a dar la vida por mi patria”: frase que describe a Inti y a Jack

Carlos  Contreras

carlos.contreras@glr.pe Carlitoz22

17 Nov 2020 | 2:44 h
En hombros. Los restos de Jack Pintado fueron llevados hasta Puente Piedra. Foto: Antonio Melgarejo / La República

Héroes del Bicentenario. Cientos de personas acompañaron los restos de los jóvenes asesinados hasta los cementerios de Huachipa y Puente Piedra. Aún hay 23 heridos y 2 desaparecidos.

Jóvenes y adultos, familiares y desconocidos, hombres y mujeres. Todos ellos despidieron ayer a los dos rostros de una generación, aquella denominada Generación del Bicentenario que está de luto, pero de pie.

Los estudiantes Inti Sotelo Camargo (24) y Jack Bryan Pintado Sánchez (22), asesinados durante la represión policial a las protestas ciudadanas del último sábado 14 de noviembre, están en los corazones de todos.

Los restos del primero fueron enterrados en el cementerio de Huachipa y los del segundo en un camposanto de Puente Piedra. Ambos, como los héroes de hoy, fueron acompañados a su última morada por una multitud que los lloró y exigió justicia, físicamente y a través de las redes sociales. La impunidad ya no es una opción, dicen, y más si se conoció que se hallaron más de 10 perdigones en sus cuerpos.

La madre de Inti Sotelo describe así el esfuerzo de su hijo.

“Voy a decir las últimas palabras (antes de salir a la marcha). Me dijo: ‘Voy a dar la vida por mi patria’”, revela la mujer, quien recibe cientos de condolencias.

Su carroza fúnebre tuvo cánticos, danzas y lágrimas desde el Rímac hasta Huachipa. Inti, agrega su madre, quería conocer el Perú y hoy el Perú ya lo conoce. Su padre, Salvador, dice que su “hijo murió buscando la legalidad para todos los peruanos”. Su hermano Pacha (tierra en quechua) afirma que su búsqueda de justicia recién inicia. Su hermana melliza Killa (Luna en quechua) se despidió con un beso. Como su nombre dice, el Sol (Inti en español) jamás se apaga. La oscuridad se acabó.

Al otro lado de Lima, desde San Martín de Porres (SMP), los familiares, amigos y vecinos de Jack acompañaron sus restos cantando el Himno Nacional.

“Veía mucha injusticia en el Perú. Él decía que quería estudiar Derecho para encontrar justicia”, repite su abuela Moraiba Sandoval, quien recibió palabras de agradecimiento. “Miren lo que han hecho, solo salía a defender la democracia, no es justo. Vamos a ir hasta las últimas consecuencias. Que paguen Ántero Flores-Aráoz y Manuel Merino”, gritó uno de los cientos de jóvenes que llegó hasta la comisaría de SMP. Los policías, en respuesta, colocaron la bandera a media asta y mostraron guantes blancos. Los deudos de Jack dijeron que “cuando un luchador muere, nunca muere”. Los Héroes del Bicentenario ya descansan.

Heridos de gravedad

Los otros héroes siguen luchando. Según el último reporte del Ministerio de Salud (Minsa), 201 ciudadanos fueron atendidos en diferentes hospitales de Lima Metropolitana, por distintos tipos de lesiones durante las movilizaciones sociales. De ellos, 23 aún están internados. La mayoría en los hospitales Loayza, Almenara, Dos de Mayo y Emergencias Grau.

En esa lista, los más graves son Yoel Maylle Cabia, herido con conmoción cerebral; Alberth Yosemir Ñahui, herido por un impacto en la cara a la altura del ojo izquierdo; Jon Abel Cordero Morales, por recibir un perdigón que atravesó su médula espinal; y Lucio Suárez Valle, quien tiene dos perdigones alojados en la cabeza y el pecho.

Dos desaparecidos

Al cierre, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos señaló que de las 74 personas desaparecidas desde el sábado, dos estaban no habidas. Luis Fernando Araujo Enríquez y Gabriel Rodríguez Medrano. Para la PNP, solo faltaba uno.

Sobre estos casos, el vocero de la Defensoría del Pueblo, Percy Castillo, solicitó que no se detengan las búsquedas, que se cubran los gastos de los heridos hasta su recuperación y que se repare a los deudos de Inti y Jack. Todos piden eso.

Por la noche, el nuevo presidente, Francisco Sagasti, visitó a los pacientes heridos.

Apoyo

Cuenta para donaciones a Jon Cordero. BPC: 19334111294051 (Pedro Ylasaca Mejía).

Cuenta para Alberth Ñahui. Banco de la Nación: 04408344870 (Frine Pérez, su mamá).

Cuenta para Yoel Maylle. Scotiabank: 8240897408 (Rut Maylle, su hermana).

Cuenta de Lucio Suárez. Banco Continental: 0011-0872-0200211946 (Alejandro Suárez Valle, su hermano).

Lo buscan

Luis Araujo Enríquez.

Video Recomendado

Lazy loaded component