Minsa advierte que interrumpir tratamiento con antibióticos puede causar la muerte

Sociedad LR

larepublica_pe

17 Nov 2020 | 5:54 h
Un antibiótico actúa mientras su concentración y el tiempo en el cuerpo es el adecuado, por lo que es necesario respetar la dosis, tiempo y hora indicada por el médico tratante. Foto: Minsa
Un antibiótico actúa mientras su concentración y el tiempo en el cuerpo es el adecuado, por lo que es necesario respetar la dosis, tiempo y hora indicada por el médico tratante. Foto: Minsa

Infectólogo recomendó a la población seguir las indicaciones de los médicos en la dosis y a la hora prescrita, así como no automedicarse.

El Ministerio de Salud (Minsa) advirtió que usar antibióticos en medio de un tratamiento puede tener resultados muy perjudiciales en la salud de las personas e incluso puede producir la muerte.

El médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS) del Minsa, Luis Pampa, señaló que para cada tipo de germen existe un tipo de antibiótico, una vía de administración y un horario diferente.

“Un antibiótico actúa mientras su concentración y el tiempo en el cuerpo es el adecuado. Tiene la función de matar o inhibir la reproducción de la bacteria y darle tiempo al sistema inmune para lograr bloquear o neutralizar en forma definitiva al agente invasor”, explicó el especialista.

Por tal motivo, si no se sigue la dosis, tiempo y hora indicada se genera resistencia bacteriana, en la que un antibiótico es incapaz de actuar sobre la bacteria y al no ser efectivo el medicamento, la infección puede progresar hacia formas clínicas graves, como la sepsis, shock séptico y falla multiorgánica, al punto de causar la muerte.

Ante estos escenarios, Pampa sugirió a la población no automedicarse, si no a acudir a un especialista que le recete el fármaco adecuado, el cual debe tomarse tal como le fue recomendando en la dosis y a la hora prescrita. Asimismo, instó a no interrumpir el tratamiento si se siente mejoría de los síntomas.

¿Qué es un antibiótico?

El antibiótico es un medicamento que actúa contra las bacterias que ingresan a nuestro organismo. Mientras algunos las eliminan (bactericida), otros las paralizan evitando su metabolismo y reproducción (bacteriostático).