ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

Se teme posible retroceso en lucha contra la violencia hacia la mujer

Exministra de la Mujer y organizaciones señalan que un Gobierno inconstitucional no garantiza derechos humanos.

Se teme que medidas avanzadas retrocedan. Foto: Difusión
Se teme que medidas avanzadas retrocedan. Foto: Difusión
Ángela  Valdivia

En nuestro país existe otra pandemia que no ha dejado de golpearnos: la violencia hacia las mujeres. Por ello, la incertidumbre de lo que ocurrirá con las medidas logradas hasta el momento en un contexto político incierto preocupan.

En diálogo con La República, la exministra de la Mujer Gloria Montenegro pide al nuevo primer ministro Ántero Flores-Araóz olvidarse de “toda cucufatería” y comenzar a pensar en los derechos de las mujeres, adolescentes, niñas y niños. “La época medieval ya pasó. Estamos en pleno siglo XXI, en donde tenemos que reconocer la diversidad y respetarla”.

Vale recordar que este miércoles 11 de noviembre se viralizó una entrevista hecha al reciente primer ministro hace tiempo en la que él afirmó que “la mayoría (de asesinatos a mujeres) son por otra cosa. Porque le han querido robar, porque ha habido un tema de unos cuernos”. Asimismo, consideró que no era necesario crear una ley de feminicidio.

Montenegro agrega que se debe continuar con las políticas de educación con enfoque de género, pues esto permitirá la igualdad de derechos ante la ley y de oportunidades. Además, asegura que debemos estar alertas sobre el Ministerio del Interior para que ponga en ejercicio todo lo ya dejado listo que está relacionado con la prevención de la desaparición de mujeres y niñas. También es su competencia velar por solucionar el problema de la trata de personas, añade.

Al mismo tiempo, sostiene que es fundamental que el Sistema Judicial unido al Poder Ejecutivo y Poder Legislativo sumen esfuerzos para que con acciones conjuntas se puedan realizar políticas públicas que protejan a los niños, niñas y adolescentes. Y que se debe velar que todo menor víctima de violación sexual tenga resguardo del sistema de salud y reciba el kit de emergencia.

La exministra también indica que es “fundamental que se asignen los recursos necesarios para la parte preventiva y de capacitación de jueces, fiscales, médicos legistas y todas las instituciones para que respeten a la mujer y bajen los índices de violencia. También para respetar a la diversidad del país”.

Pronunciamientos

La directora ejecutiva de Promsex, Susana Chávez, también mantiene una posición similar a la de Montenegro, pues espera poder hablar de una agenda pronto, cuando deje de haber un contexto como el actual.

Ella resalta la importancia de la igualdad de género, la cual —asegura— solo puede darse en un contexto democrático y en estos momentos “la democracia está herida”. Chávez señala estar preocupada por quienes vayan a formar parte del equipo del premier, pues al ser parte de un Gobierno inconstitucional hay pocas garantías de que se respeten los derechos sexuales y reproductivos.

Asimismo, Elizabeth Herrera, responsable de proyecto Poder y Política de Manuela Ramos, se muestra preocupada por el “Gobierno ilegítimo” que tenemos. Ella, como se menciona líneas arriba, recuerda el video del actual primer ministro en el que cuestiona el término feminicidio.

“Ser parte de esa concertación es frenar y desconocer los derechos de la mujer a decidir”, sostiene. Herrera afirma que la línea 100 de atención urgente a víctimas de violencia fue limitada y que ahora podría ser peor con ningún interés por parte del Gobierno. También teme que no se garantice el kit de emergencia y que todo lo englobado en la defensa del enfoque de género sea dejado a un lado.

Ella espera que en el Ministerio de la Mujer no se retroceda lo logrado a la fecha, como el Programa Aurora (que tiene como finalidad el diseñar y ejecutar en todo el país acciones y políticas de atención, prevención y apoyo para las personas involucradas en hechos de violencia familiar y sexual), así como la ley de acoso político que estaba en marcha. Y, al igual que Montenegro, resalta la importancia del currículo nacional con enfoque de género.

“Ha sido un golpe de Estado y no da las garantías de que vaya a respetar los derechos humanos”, finaliza.