Ministerio de Defensa gestiona compra de aviones Hércules para Fuerza Aérea

Sociedad LR

larepublica_pe

08 Nov 2020 | 12:50 h
El titular del sector acudió a la ceremonia por la llegad del avión L-100-20. Foto: Ministerio de Defensa
El titular del sector acudió a la ceremonia por la llegad del avión L-100-20. Foto: Ministerio de Defensa

La Fuerza Aérea del Perú incrementará su capacidad de transporte en medio de la celebración por los 50 años de la llegada de estas aeronaves a nuestro país.

El Ministerio de Defensa viene gestionando la adquisición de dos aeronaves Hércules para la Fuerza Aérea del Perú. Esta compra reforzará la capacidad de atención para las poblaciones alejadas en situación de emergencias naturales. Jorge Chávez, ministro del sector, aseguró que están trabajando para tener ambos aviones en medio de la ceremonia por los 50 años de incorporación de estos vehículos.

“Se está haciendo desde el Gobierno esfuerzos para adquirir dos aeronaves más del tipo Hércules, que puedan ampliar la flota para poder incrementar la ayuda que todos los peruanos necesitan en caso de una emergencia”, informó el ministro.

Además, el comandante general de la Fuerza Aérea, el general del Aire Rodolfo Pereyra Cuneo, manifestó que el incremento permitirá atender casos de desastres naturales e incendios forestales. Este anuncio se dio en el Grupo Aéreo N° 8 de la Base Aérea del Callao.

“Conmemoramos 50 años de la llegada de la primera aeronave Hércules, que tiene una capacidad de llevar bienes de ayuda humanitaria y trasladar personal en el marco de la asistencia de nuestra población”, dijo el ministro Chávez Cresta. Por otro lado, mencionaron que la Fuerza Aérea viene dando soporte logístico en la actual pandemia por la COVID-19.

Aviones Hércules en ceremonia por 50 años.

¿Para qué sirve un avión Hércules?

Este tipo de aeronaves ha transportado personal militar y material diverso en el marco de los conflictos bélicos el Falso Paquisha, el Cenepa, en la guerra contra el terrorismo y el narcotráfico. Ha participado también en las expediciones de la Antártida, en vuelos cívicos y traslado de ayuda humanitaria en situaciones de emergencias. En la actualidad, es un instrumento eficaz en la lucha contra la COVID-19.